Gobierno boliviano denunció intento de golpe de Estado

Esequiel Farfan
Noviembre 10, 2019

Sin embargo funcionarios policiales de La Paz, "descarta un motín, y continúa cumpliendo con su rol constitucional", reseño Bolivia Tv.

El comandante general de las Fuerzas Armadas de Bolivia (FFAA), Williams Kaliman, tomó la palabra luego de las diversas protestas y acusaciones de golpe de Estado que enfrenta al gobierno de Evo Morales, indicando que "nunca nos enfrentaremos al pueblo".

Bolivia ha vivido jornadas de protestas a favor y en contra del presidente, huelgas y bloqueos de carreteras desde que el país celebró las elecciones presidencial el 20 de octubre.

Asimismo, el comunicado asegura que la Policía, "en cumplimiento de la Constitución Política del Estado, hará cumplir su misión de mantener el orden y la paz social en todo el territorio nacional".

"Invito a organismos internacionales, a países de cualquier parte del mundo, como también invito a las distintas iglesias (...) acompañar este diálogo y hacer seguimiento este golpe de Estado que está en marcha", agregó el mandatario en la conferencia de este sábado.

Morales fue declarado ganador en medio de fuertes reclamos de fraude de la oposición, que exige que renuncie para convocar nuevos comicios.

More news: MSU basketball player Cassius Winston's brother dies after being hit by train

Desde el viernes en la noche, los manifestantes opositores que reclaman nuevas elecciones y la renuncia de Morales optaron por no enfrentarse con la policía y, por el contrario, los alientan a amotinarse y les entregan refrescos. El mandatario dijo el viernes que no renunciará como piden los opositores movilizados.

El líder cívico Luis Fernando Camacho, erigido en la voz de la oposición en detrimento del expresidente Carlos Mesa, había llamado a la movilización pacífica frente a comisarías y cuarteles.

Mediante una declaración, Kaliman sostuvo que durante las manifestaciones "garantizaremos la unión entre compatriotas, por lo que ratificamos que nunca nos enfrentaremos con el pueblo al que nos debemos y siempre velaremos por la paz, convivencia entre hermanos y el desarrollo de nuestra patria".

Morales rechazó acusaciones de fraude y ha llamado a la Organización de Estados Americanos (OEA) a realizar una auditoria electoral cuyo informe se conocerá la próxima semana.

Los motines policiales se desataron mientras la oposición estaba en las calles exigiendo la renuncia de Morales tras su reelección para un cuarto mandato en los cuestionados comicios del 20 de octubre.

"La Policía, con sus nueve departamentos en su integridad, dialogará y negociará cuando esté constituido un nuevo gobierno legal y legitimamente elegido por el pueblo boliviano", añadió en otros de sus puntos y aseguró que los efectivos trabajarán en ofrecer seguridad ciudadana a la población.

Otros informes por

Discuta este artículo

SIGUE NUESTRO PERIÓDICO