Nobel para descubridores del sensor de oxígeno celular

Evarado Alatorre
Octubre 12, 2019

Tres científicos compartirán el Premio Nobel de Fisiología o Medicina 2019, anunció este lunes el comité que otorga el galardón.

Ayer fue anunciado que la novelista polaca Olga Tokarczuk y el autor austríaco Peter Handke ganaron los Nobel de Literatura 2018 y 2019, respectivamente.

Sus estudios se han aplicado a la investigación de nuevas terapias en el ámbito de la oncología, especialmente en del cáncer de riñón y en el desarrollo de esa enfermedad por causas no genéticas o hereditarias. Ratcliffe es director de investigación clínica en el Francis Crick Institute de Londres y del Target Discovery Institute de Oxford.

Los tres científicos han descubierto varias piezas del rompecabezas que representa los procesos relacionados con la oxigenación de las células, en especial en situación de hipoxia o falta de oxígeno.

Los 3 científicos fueron premiados por sus investigaciones sobre "cómo las células sienten y se adaptan a la cantidad de oxígeno disponible", según los términos de la academia sueca.

"No existen atajos en el proceso del conocimiento, siempre me gustó resolver rompecabezas", aseguró Kaelin de la Escuela de Medicina de Harvard y el Instituto de Cáncer Dana-Farber de Boston en una entrevista que puede escucharse en el sitio de Twitter @NobelPrize.

En la actualidad Marín Vieira es profesora Titular de Biología Celular de la ULE y está al frente de un grupo de investigación consolidado de la Junta de Castilla y León que forma parte del Instituto de biomedicina de la ULE (IBIOMED).

More news: Porsche y Boeing firman un acuerdo para desarrollar su primer auto volador

El aumento del HIF tiene una serie de efectos, pero sobre todo aumenta la actividad de un gen utilizado para producir eritropoyetina (EPO), una hormona que a su vez, estimula la creación de glóbulos rojos (portadores de oxígeno).

La investigaciones de Kaelin, Ratcliffe y Semenza ha logrado desentrañar cómo el organismo es capaz de reconocer, en cada momento, los niveles de oxígeno que está recibiendo y cómo, con esa información, pone en marcha una serie de respuestas adaptativas.

Sus hallazgos desvelaron el modo en que funcionan procesos fisiológicos fundamentales, desde la generación de nuevos vasos sanguíneos y la producción de glóbulos rojos al desarrollo fetal o la adaptación de los músculos durante el ejercicio físico.

Por ejemplo, los pacientes con insuficiencia renal crónica a menudo sufren anemia severa debido a la disminución de la expresión de EPO.

"El galardón recompensa investigaciones que revelan los mecanismos moleculares producidos en la adaptación de células al aporte variable de oxígeno" en el cuerpo, lo que "abre la vía a prometedoras estrategias para combatir la anemia, el cáncer y muchas otras enfermedades", subrayó el comité. Además, la maquinaria regulada por el oxígeno tiene un papel importante en el cáncer.

El Premio Nobel de Medicina, creado por el inventor y filántropo sueco Alfred Nobel, ha sido recibido hasta hoy por 219 personas, de ellas 12 mujeres; el más joven tenía sólo 32 años. En los tumores, esta maquinaria es utilizada para estimular la formación de vasos sanguíneos y remodelar el metabolismo para una proliferación efectiva de las células cancerígenas. "Los intensos esfuerzos en curso en laboratorios académicos y compañías farmacéuticas ahora se centran en el desarrollo de medicamentos que pueden interferir con diferentes estados de una enfermedad activando o bloqueando la maquinaria de detección de oxígeno", señalaron.

Otros informes por

Discuta este artículo

SIGUE NUESTRO PERIÓDICO