Miles de personas en Los Ángeles fueron evacuadas por incendio

Evarado Alatorre
Octubre 12, 2019

Al mediodía, el incendio ya había cubierto unas 3.000 hectáreas de maleza y colinas y las autoridades ordenaron la evacuación de más de 100.000 personas cuyas viviendas podrían verse afectadas.

Las ráfagas de viento que alimentaban un incendio forestal que avanza con rapidez en el sur de California no mostraron signos de disminuir el sábado, mientras las llamas, que ya obligaron a evacuar a unas 100.000 personas, seguían fuera de control.

Un hombre de unos 50 años murió de un ataque al corazón mientras luchaba por salvar su casa, dijeron los bomberos.

Otro fuego se declaró en un barrio del norte de la metrópoli californiana sobre las 21:00 horas del jueves (04:00 GMT y 01:00 en Chile del viernes) y se extendió rápidamente por unas 1.900 hectáreas, alimentado por los vientos cálidos propios de ese estado del oeste de Estados Unidos y la sequedad de los suelos.

Además de la evacuación, se cerraron cuatro carreteras, incluyendo la autopista más importante del estado.

More news: Brexit: EU, UK get go-ahead to intensify talks

Al este de Los Ángeles, en el condado de Riverside, los bomberos también lidian con otros tres incendios, uno de los cuales destrozó anoche 74 casas móviles. Este incendio se desató dos días después de que las compañías eléctricas de California cortaran por primera vez el servicio a más millón de clientes debido al riesgo de incendios forestales por los fuertes vientos.

En una serie de apagones escalonados la compañía PG&E suspendió el servicio a más de 800 mil clientes.

En una conferencia de prensa anoche en Sacramento, el gobernador, Gavin Newsom, calificó la decisión de PG&E de inaceptable y negligente y aseguró que la empresa debería haber trabajado para hacer que su sistema de energía sea más resistente. PG&E tomó la decisión tras el aviso de fuertes vientos que afectaron una vasta franja del estado, desde el área de la Bahía de San Francisco hasta el Valle Central agrícola, y especialmente en las estribaciones de Sierra Nevada.

En este último lugar, las líneas eléctricas derrumbadas desataron en 2018 el fuego "Camp Fire", que mató a 86 personas y prácticamente incineró la ciudad de Paradise. Por su parte Edison, el mayor proveedor de electricidad en el sur de California, realizó apagones controlados este jueves para cerca de 20.000 usuarios, algunos hechos cerca del área afectada este viernes.

Otros informes por

Discuta este artículo

SIGUE NUESTRO PERIÓDICO