El Tribunal de Apelación de Escocia considera ilegal cerrar el Parlamento

Evarado Alatorre
Setiembre 13, 2019

Titulado Operación "Yellowhammer" o "Carpintero Dorado" -el nombre de un pequeño pájaro- y fechado del 2 de agosto, el documento prevé graves atascos en los puertos británicos que conllevarían penuria de alimentos frescos y medicamentos.

Hasta 85% de los camiones británicos podrían ver complicado el paso de los controles aduaneros franceses, lo que provocaría una caída de "40% a 60% del nivel actual" de circulación de mercancías en un país que importa muchos de los alimentos que consume.

Estas perturbaciones podrían durar tres meses e impactar en el abastecimiento de medicamentos o productos para el tratamiento del agua.

Johnson insistió en que su gobierno realizó preparativos para mitigar esos efectos.

"Estamos abiertos a estudiar las propuestas que aporte el Reino Unido pero hasta el momento no hemos visto nada", ha confirmado el Presidente de la Eurocámara tras una reunión de la Conferencia de Presidentes con el negociador europeo al que la posición de los grupos políticos puede servirle de instrumento ante las amenazas de Boris Johnson.

Obligada constitucionalmente a seguir el consejo de sus ministros, la monarca accedió y la suspensión se hizo efectiva el martes.

More news: Russia requests Interpol info on suspected spy location

Johnson justificó su decisión por la necesidad de presentar su programa de política nacional, una práctica habitual cuando hay cambio de gobierno.

La víspera, una corte escocesa estimó que el consejo dado a la soberana condujo a una suspensión "ilegal".

Un tribunal de Irlanda del Norte se pronunció también a favor del gobierno el jueves en una tercera demanda presentada en Belfast.

"La Alta Corte de Inglaterra está de acuerdo con nosotros, pero la Corte Suprema tendrá que decidir", subrayó Johnson.

En el texto se afirma que Gibraltar, el pequeño territorio británico al sur de España, no está preparado para afrontar un abandono de la UE sin pacto y que, a pesar de lo dilatado en el tiempo del proceso del Brexit, Gibraltar aún no ha tomado decisiones para invertir en infraestructuras de contingencia, como ajustes portuarios o la gestión de residuos. "Debemos estar preparados para salir sin acuerdo", agregó.

Otros informes por

Discuta este artículo

SIGUE NUESTRO PERIÓDICO