Petrobras aplaza alza precio del diésel por presiones de Bolsonaro

Galtero Lara
Abril 17, 2019

El corro paulista puso fin a una semana para olvidar, con un descenso acumulado del 4.36 % en el Ibovespa, referencia del parqué, en medio de la cautela ante el lento avance de la reforma de las pensiones y el sorprendente veto de Bolsonaro al aumento del precio del diesel en las refinerías.

El volumen de negocios en la bolsa de Sao Paulo alcanzó los 20,678 millones de reales (unos 5,315 millones de dólares) en un total de 1.992.695 operaciones financieras. Y explicó, en un comunicado, que mantiene el precio porque "hay margen" para postergar la suba "por algunos días". Me sorprendí con el reajuste del 5,7%.

"No soy economista. Ya dije que no entendía de economía".

Castello Branco reconoció, en un mensaje enviado por la asesoría de prensa de la empresa a la AFP, que la preocupación de Bolsonaro es "legítima", y aseguró que "Petrobras es una empresa completamente autónoma en su toma de decisiones (.), que siempre buscará la defensa de sus accionistas y de Brasil".

"También estoy preocupado por el transporte de mercaderías, por los camioneros".

Esa decisión fue atribuida por analistas a temores de una huelga de camioneros como la que en mayo de 2018 paralizó por diez días al país y despertó temores entre los inversores de que el gobierno de Jair Bolsonaro no consiga avanzar con su agenda de recortes y privatizaciones. "Nosotros queremos un reajuste, un precio justo para el diesel", agregó. "Y quiero conversar con ellos sobre la política de precios, cuánto cuesta el barril de petróleo extraído en Brasil, cuánto cuesta afuera", detalló el jefe de Estado.

More news: Tailandia: un perro sobrevivió nadando 217 km mar adentro

El vicepresidente brasileño, Hamilton Mourão, por su parte, dijo en una entrevista a la radio CBN que tiene "absoluta certeza" de que Bolsonaro no va a intervenir en la política de precios de Petrobras y que "no va a practicar la misma política de la ex presidenta Dilma (Rousseff) en relación a los precios de los combustibles y la energía". "Pienso que el presidente está buscando la mejor solución" para resolver el tema, señaló Mourao.

El mercado interpretó la presión del Gobierno como una injerencia a la independencia de Petrobras, que en 2018 obtuvo un beneficio neto de 25.779 millones de reales (unos 5.878 millones de euros), frente a las pérdidas de 446 millones de reales (casi 102 millones de euros) de 2017.

En declaraciones en Amapá (norte), el mandatario de ultraderecha admitió que había tomado cartas en el asunto personalmente, aunque descartó adoptar políticas de injerencia estatal y de subsidios, denunciadas durante su campaña como propias del opositor Partido de los Trabajadores (izquierda), que gobernó Brasil de 2003 a 2016.

Expertos citados por la agencia de información económica Bloomberg mencionaron en particular el impacto negativo que ese tipo de intervenciones podría tener en los proyectos de Petrobras de desprenderse de sus refinerías.

Su estrategia de reconstrucción incluyó la venta de numerosos activos, con la voluntad de centrarse en sus actividades tradicionales, de producción de petróleo, con desarrollo en la extracción de petróleo bajo las camadas marinas de agua profunda (presal).

Otros informes por

Discuta este artículo

SIGUE NUESTRO PERIÓDICO