Una médica asistió al motochorro que le había robado la cartera — Tucumán

Evarado Alatorre
Abril 16, 2019

La médica vio con sorpresa que el accidentado era quien la acababa de asaltar.

Los motochorros habrían amenazado a la mujer cuando se disponía a entrar a su domicilio y luego se dieron a la fuga, pero a escasos 100 metros chocaron contra un móvil de la Guardia de Infantería de la Policía que patrullaba la zona.

Cecilia Ramos es una médica tucumana de 50 años.

"Ellos chocan contra una camioneta de la policía y cuando lo veo en el piso, desangrando el pobre, fui a atenderlo y le pedí a mi marido que me saque un par de guantes que tenía en la cartera".

Sin embargo, a poco más de una cuadra, en su camino se cruzó un patrullero de la Guardia de Infantería de la Unidad Regional Capital: no pudieron esquivarlo, perdieron el control y cayeron. En tanto, el otro terminó tirado en el suelo. "En un primer momento lo miré y después me agaché a asistirlo", contó Ramos en diálogo con el canal 10 de Tucumán.

More news: Herrera envía dardo a Caixinha: ‘soy su ídolo’

"No lo pensé. No creo que un médico no lo hubiera hecho, por más que esté enojado". No creo ser la excepción en eso.

"Lo más triste fue que cuando se estaba por ir la ambulancia, el detenido me pidió que no hiciera la denuncia, y yo le dije que sí la iba a hacer".

Aún así, la mujer desistió de las amenazas y ayudó al joven asaltante, a quien le otorgó primeros auxilios y le ayudó a subir a una ambulancia. "Para eso nos han formado, para ayudar al que está desvalido", agregó.

De acuerdo con Ramos, la hermana del hombre arribó al lugar de los hechos para acompañar a su familiar, pero la gente 'la trataba de ladrona', aunque ella dijera en reiteradas ocasiones que tenía 'trabajo y estudio'.

Además, dijo que sintió pena por la hermana del delincuente, a quien las personas presentes también trataron de ladrona cuando llegó al lugar, según relató. Hace algunos días, cuando estaba a punto de ingresar a su casa, dos ladrones en una moto le robaron la cartera. "Soy católica y creo en las segundas oportunidades". Por ahí uno estigmatiza a las personas, y no solo a las personas, sino a toda la gente de una condición determinada. "Dios siempre da otra oportunidad".

Otros informes por

Discuta este artículo

SIGUE NUESTRO PERIÓDICO