Petrobras perdió USD 8.300 millones tras injerencia de Bolsonaro

Galtero Lara
Abril 15, 2019

En Brasil, los títulos ordinarios de Petrobras cayeron 8,5% y los preferenciales retrocedieron 7,7%, lastrando el índice Bovespa de los principales valores, que cedió 2%.

Petrobras anunció en la tarde de este jueves que elevaría en un 5,7% los precios del diésel, hasta su nivel más alto desde octubre y efectivo desde este viernes, pero luego informó de una marcha atrás en documentos presentados temprano en la mañana ante las autoridades bursátiles. Y explicó, en un comunicado, que mantiene el precio porque "hay margen" para postergar la suba "por algunos días".

Bolsonaro llamó en la noche del jueves al presidente ejecutivo de Petrobras, Roberto Castello Branco, para hablar sobre el abrupto incremento del precio tras discutir el asunto con su jefe de gabinete, Onyx Lorenzoni, según una fuente en el palacio presidencial.

El presidente brasileño aseguró que no tiene conocimientos de economía, al ser preguntado sobre por qué intervino para evitar que la compañía semiestatal Petrobras aumentara el precio del diésel. Sí, quedé sorprendido con el reajuste del 5,7 por ciento. "No voy a ser intervencionista, no voy a practicar las políticas del pasado, pero quiero conocer los números de Petrobras", señaló Bolsonaro.

"No soy economista. Ya dije que no entendía de economía".

En mayo del año pasado, el aumento del precio del diésel, de los peajes y de los fletes de carga prácticamente paralizó el país con una huelga convocada por el gremio camionero que puso en jaque el abastecimiento de víveres y combustibles en el mayor país de Sudamérica.

More news: "Tribunales y fiscalía tienen muchísimo más que Informe Scicluna" — Hamilton

El vicepresidente brasileño, Hamilton Mourão, por su parte, dijo en una entrevista a la radio CBN que tiene "absoluta certeza" de que Bolsonaro no va a intervenir en la política de precios de Petrobras y que "no va a practicar la misma política de la ex presidenta Dilma (Rousseff) en relación a los precios de los combustibles y la energía".

"Creo que es un hecho aislado, justamente por el momento que estamos viviendo".

Los mercados interpretaron la presión del gobierno como una injerencia a la independencia de Petrobras, que en 2018 obtuvo un beneficio neto de 25.779 millones de reales (unos 6.915 millones de dólares), frente a las pérdidas de 446 millones de reales (unos 120 millones de dólares) de 2017, tras la grave crisis por el mayor escándalo de corrupción en la historia del país, que reveló la existencia de sobornos millonarios pagados por grandes constructoras a políticos y partidos para obtener contratos en la compañía.

En declaraciones en Amapá (norte), el mandatario de ultraderecha admitió que había tomado cartas en el asunto personalmente, aunque descartó adoptar políticas de injerencia estatal y de subsidios, denunciadas durante su campaña como propias del opositor Partido de los Trabajadores (izquierda), que gobernó Brasil de 2003 a 2016.

Expertos citados por la agencia de información económica Bloomberg mencionaron en particular el impacto negativo que ese tipo de intervenciones podría tener en los proyectos de Petrobras de desprenderse de sus refinerías.

Otros informes por

Discuta este artículo

SIGUE NUESTRO PERIÓDICO