Volkswagen recortará hasta 7,000 puestos de trabajo

Galtero Lara
Marcha 16, 2019

La principal marca del grupo automotriz alemán Volkswagen, VW, suprimirá entre 5.000 y 7.000 empleos de aquí a 2023 en el marco de un plan de ajuste que apunta a financiar importantes inversiones en el coche eléctrico autónomo, anunció este miércoles la empresa.

La reducción de empleos se produce por la automatización de algunas tareas rutinarias, que serán absorbidos al no reclutar empleados nuevos.

La supresión se llevará a cabo mediante el no remplazo de los trabajadores que se jubilen, agregó.

Paralelamente también prevén un aumento de su inversión para electromovilidad de 8 mil millones hasta los 19 mil millones de euros para el año 2023.

Según detalló la marca, de estos casi 20.000 millones de euros, 4.600 millones irán destinados a sistemas de Tecnologías de la Información para la digitalización de procesos administrativos.

O bien, ingresa usando LinkedIn.

.

More news: ¡Abrázame, hermano! Drake y Josh regresan con nuevo programa

Para ello va a reducir la complejidad y los costes de materiales. "El número potencial de empleados elegibles para la jubilación parcial asciende a aproximadamente 11.000 por lo que la reestructuración a lo largo de la curva demográfica es posible”, ha explicado Volkswagen".

Volkswagen también creará 2.000 nuevos empleos en Desarrollo Técnico, relacionados con las arquitecturas electrónicas y el 'software'. En lo que respecta al conjunto de medidas, Volkswagen ha garantizado la seguridad laboral de su plantilla al menos hasta 2025. La marca VW tiene una rentabilidad operativa sobre las ventas del 3,8% (4,2 % en 2017).

La productividad en las fábricas aumentará un 5 % anualmente, añadió la compañía con sede en Wolfsburg, en el norte de Alemania. Hasta el momento, VW ha alcanzado alrededor de 2,400 millones de euros de los 3,000 millones de ahorros anuales previstos para 2020.

La marca VW tiene como objetivo un margen del 6 por ciento en 2022. El resultado operativo estuvo lastrado por unos costes de ventas más elevados, como los incentivos medioambientales, los efectos de los tipos de cambio y gastos en nuevos productos por el lanzamiento de eléctricos. Además, los nuevos estándares armonizados de emisiones y consumo, en vigor en Europa desde septiembre del año pasado para todos los vehículos, también presentaron desafíos para la compañía.

En los próximos diez años ha anunciado la producción de 10 millones de vehículos eléctricos con la plataforma modular, el primero de ellos es el ID., que se presentará en el Salón de Fráncfort y que se puede encargar anticipadamente la edición de lanzamiento desde el 8 de mayo. La compañía prevé un margen de rentabilidad entre el 4 y el 5% este año, un crecimiento de la facturación del 5% y mantener las entregas.

Otros informes por

Discuta este artículo

SIGUE NUESTRO PERIÓDICO