Carmen Calvo: "No aceptaremos nunca un referéndum de autodeterminación"

Galtero Lara
Febrero 11, 2019

El Gobierno da por muerta la vía de diálogo con Cataluña y para evidenciarlo ha filtrado este viernes el documento que presentó a la Generalitat de Cataluña para encauzar esa negociación y en el que se recogía la figura del polémico relator.

El Gobierno basa esta propuesta en la denominada declaración de Pedralbes que salió de la reunión entre el presidente Pedro Sánchez y el de la Generalitat, Quim Torra, el pasado 20 de diciembre en Cataluña y que "expuso la necesidad de iniciar un diálogo político efectivo". "Cuando asumimos el Gobierno nos disponemos a con toda intensidad y coordinación encontrar espacios de diálogo con el Gobierno de Cataluña y con los problemas que tienen los catalanes", sin embargo, ha dicho Calvo, "los independentistas no han aceptado el marco que hemos propuesto en la negociación".

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Calvo ha explicado que las fuerzas independentistas han rechazado las propuestas del Ejecutivo y siguen exigiendo un referéndum de autodeterminación contrario al marco constitucional, por lo que el diálogo ha "encallado".

Esto último es algo no excluido explícitamente en el texto de la Moncloa, que afirma que "en la mesa de partidos cada uno de los participantes planteará sus propuestas de resolución y proyecto político, con total libertad, sobre el futuro de Cataluña con el fin de consensuar una propuesta política y democrática”".

Tras la intervención de Calvo, el PP ha subrayado que no cree al Gobierno y mantiene la concentración del próximo domingo en Madrid en demanda de elecciones.

Ninguno de esos marcos ha dado frutos, ha reconocido Calvo, que a pesar de ese fracaso ha defendido que el Gobierno y el PSOE han tendido "todos los puentes posibles".

"Vamos a seguir diciendo siempre que la salida es el diálogo, en vez de hacer lo que hizo el anterior Gobierno". Ustedes los periodistas son testigos de ello. "Cuando vimos que en el ámbito institucional no se avanzaba, lo intentamos en el ámbito político, pero de momento no tiene ningún sentido que la sociedad no tenga las claves claras de lo que este Gobierno admite", ha aclarado.

More news: Efmamjjasond Gonzáles, el colombiano con nombre extraño que entrena en San Lorenzo

La respuesta cayó como un jarro de agua fría en la Moncloa, donde los ánimos ya estaban revueltos en una semana 'horribilis' en la que ha tenido que enfrentarse tanto a la tríada PP, Ciudadanos, Vox como a los barones y exdirigentes socialistas por la controvertida figura del relator.

"Cuando no hay ningún tipo de conciliación posible hay que parar, no hay otra alternativa", ha justificado, instando a los independentistas a explicar por qué impiden el diálogo.

En las últimas horas, representantes regionales más cercanos al presidente, como Ángel Gabilondo o Ximo Puig, han manifestado su malestar por la última jugada de Pedro Sánchez para asegurarse los Presupuestos Generales.

Asimismo, ha destacado que, actualmente, existe en el marco del Congreso de los Diputados una Comisión de Diálogo sobre la estructura del Estado y una propuesta de mesa de diálogo en el Parlament de Cataluña -en la que se sentaría el relator-, a la que ni Ciudadanos, siendo el partido más votado en la región, ni Partido Popular, ni la CUP han querido sentarse.

El documento insiste en que cada una de las partes remitirá las propuestas "que considere en sus respectivos espacios", dando así respuesta a la "relación que se propone" entre Cataluña y el resto de España; siempre con la búsqueda de "respuestas políticas que alcancen un amplio apoyo de la sociedad catalana".

Además, ha hecho notar que el independentismo catalán "tampoco acepta que la canalización del diálogo sea en los términos estrictos de las posibilidades legales" y en lo que ella ha descrito como un "intento democrático político constante" del Gobierno socialista para que fructifique.

Otros informes por

Discuta este artículo

SIGUE NUESTRO PERIÓDICO