Chillida Leku reabrirá sus puertas en abril

Esequiel Farfan
Enero 12, 2019

Actualmente, se desarrollan trabajos de restauración para poder acoger un flujo continuado de visitantes mayor.

Las conversaciones nunca se acabaron de romper, mientras Chillida-Leku mantenía un goteo de visitas privadas bajo demanda, hasta que en 2016, con una situación económica más propicia, el Gobierno Vasco anunció un acuerdo para adquirir el museo por 100 millones de euros, de los que el ejecutivo aportaría 50 y la Diputación de Gipuzkoa otros 50.

"Estamos francamente encantados ante esta nueva etapa que va a experimentar Chillida Leku", aseguró la familia, quien añadió que "no nos cabe duda de que la gran expectación que despierta la reapertura y el creciente interés que la obra de Chillida ha tenido irá seguro en aumento".

El proyecto cuenta, asimismo, con la aportación del arquitecto de naturaleza holandés Piet Oudolf, pionero del movimiento "New Perennial" que introducirá sutiles elementos paisajísticos. Sus diseños de jardines y paisajes -entre los que destacan el Jardín Lurie de Chicago o la High Line de Nueva York- se asientan sobre premisas ecológicas.

Para conducir esta nueva etapa, Chillida Leku contará con la dirección de Mireia Massagué, que asume esta responsabilidad tras haber sido directora del Gaudí Exhibition Center.

Como el Chillida Leku se encontraba en buen estado, las obras están consistiendo más en una actualización suave de las instalaciones que en una renovación y el caserío que es sede central del museo mantendrá la estructura y el aspecto con el que Chillida lo concibió.

El museo está siendo remodelado para acometer una "actualización respetuosa" y contará con nuevas instalaciones, como un centro de bienvenida, una cafetería y una tienda, además de reformar el aparcamiento y mejorar algunos aspectos del caserío, como la iluminación y la accesibilidad.

More news: Drug overdose deaths skyrocketed among women

Chillida Leku está ubicado a las afueras de Hernani, muy cerca de San Sebastián y está compuesto por un paraje de esculturas al aire libre y un espacio de exposiciones en el interior del caserío de Zabalaga; una construcción tradicional vasca construida en el siglo XVI. La casa y sus terrenos adyacentes fueron adquiridos en los años ochenta por Eduardo Chillida y su esposa Pilar Belzunce, quienes personalmente los restauraron y acondicionaron durante más de 15 años.

En sus diez años de andadura, el museo, de gestión totalmente privada en manos de la familia, fue visitado por más de 810.000 personas, pero, en plena crisis económica, los Chillida decidieron cerrarlo al público debido a la "situación de déficit recurrente" que arrastraba. Massagué ha subrayado que desea profundizar en la doble vocación local y universal de este espacio: En esta nueva etapa, deseo que el museo sea un lugar de encuentro internacional, buscando la complicidad con el territorio y la sociedad local.

La elección por parte de Chillida de esta ubicación para el museo refleja la conexión que mantuvo durante toda su vida con la comunidad local, el paisaje y la arquitectura del País Vasco.

En las once hectáreas que rodean el caserío pueden verse cerca de cuarenta de sus piezas, entre ellas Buscando la luz I (1997) o Lotura XXXII (1998), ambas ejecutadas en acero corten, material común en la industria vasca.

Diferentes administraciones del País Vasco, entre ellas el departamento de Cultura, Turismo, Juventud y Deporte de la Diputación de Gipuzkoa, colaboran con la iniciativa, según la familia. El museo que conserva el corpus de obra más amplio y representativo de Chillida, inaugurado en 2000, recuperará la actividad de difundir y mostrar la obra del escultor vasco gracias al acuerdo que sus herederos alcanzaron en diciembre de 2017 con la galería suiza Hauser & Wirth para relanzar este museo de autor.

Asimismo, la galería de arte Hauser & Wirth representa a la Sucesión de Chillida desde 2017 y está trabajando en estrecha colaboración con la familia del artista para salvaguardar su legado, gracias a su experiencia de más de 26 años en el sector.

Otros informes por

Discuta este artículo

SIGUE NUESTRO PERIÓDICO