Detectaron unas misteriosas señales cósmicas de una galaxia desconocida

Federico Mansilla
Enero 10, 2019

El origen de señalas de radio detectadas a través de un telescopio en Canadá es un misterio que astrónomos están tratando de resolver.

Derechos de autor de la imagen Chime Image caption El Chime captó las señales de radio procedentes del espacio.

La señal encontrada, más conocida como FRB 121102, fue localizada por primera vez en 2012, se repitió 16 veces, y su origen fue rastreado en una galaxia de dimensión pequeña ubicada a 3.000 millones de años luz.

Tal evento solo ha sido reportado una vez antes, por un telescopio diferente.

More news: Samsung también espera caída en sus beneficios

La herramienta encargada de detectar estas señales ha sido el radiotelescopio CHIME -bajo estas líneas-, ubicado en el Dominion Radio Astrophysical Observatory (DRAO) del valle de Okanagan en la Columbia Británica de Canadá, que consta de cuatro antenas semicilíndricas de 100 metros de largo que exploran todo el cielo del hemisferio norte cada día. Sabiendo que hay otra sugiere que podría haber más por ahí. Hasta el momento se habían detectado unas sesenta emisiones de este tipo, pero ha sucedido algo sumamente inusual: una señal repetida, desde la misma fuente a unos 1.500 millones de años luz de distancia. Y con más fuentes disponibles para estudiar, podríamos entender este enigma cósmico, de dónde vienen y qué las causa, explicó Ingrid Stairs, astrofísica de la CHIME (Canadian Hydrogen Intensity Mapping Experiment). Un año después de la publicación de estos fenómenos llegan los artículos del grupo canadiense en Nature, avisando de la existencia de las trece señales rápidas que hoy nos ocupan. "Esto nos dice más acerca de las propiedades de las repetitivas", apuntó Shriharsh Tendulkar, de la Universidad McGill.

Las FRB son destellos cortos y brillantes de ondas de radio que parecen provenir de una región del centro del Universo.

Las ráfagas repetidas se han bautizado como FBR 180814 y se calcula que se encuentran a 1.500 añoz luz de distancia con una característica importante: casi todas las las ráfagas nuevas -13 en total- se emiten en frecuencias más bajas que las descubiertas anteriormente, además se mostraron signos de "dispersión", sugiriendo que la fuente del fenómeno son objetos astrofísicos de mucho poder, como el remanente de una supernova o cercano al agujero negro central de una galaxia.

Hay una serie de teorías sobre cuál es su origen. La mayoritaria es que se trata de una estrella de neutrones con un campo magnético muy fuerte que gira muy rápidamente, o que se trata de dos estrellas de neutrones que se fusionan. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívala para no perderte nuestro mejor contenido.

Otros informes por

Discuta este artículo

SIGUE NUESTRO PERIÓDICO