Arrestos de indocumentados en frontera EEUU-México baten récord en noviembre

Evarado Alatorre
Diciembre 8, 2018

A pesar de haber una orden ejecutiva y un fallo judicial contra la separación de niños migrantes de sus padres, al menos 81 menores han sido separados de sus familias por el gobierno estadounidense.

Es el Gobierno el que decide si un niño enfrenta alguna de estas realidades, situación que preocupa a defensores de los derechos de los inmigrantes ya que temen que los padres sean falsamente etiquetados como criminales.

Desde el 21 de junio, un día después de la orden del presidente Donald Trump, hasta el martes pasado, 76 adultos fueron separados de los niños, según los datos del gobierno.

De ellos, 51 fueron procesados penalmente: 31 tenían antecedentes penales y 20 por otras razones no detalladas.

Nueve fueron hospitalizados, 10 estaban vinculados con pandillas, y cuatro tenían órdenes de extradición, mientras que dos habían incurrido en infracciones migratorias y tenían pendientes órdenes de deportación. El gobierno de Trump dice que el auge de familias centroamericanas que están llegando a los puestos fronterizos está mermando los recursos del país. Que estas separaciones son consecuencia de actividad delictiva o la pertenencia de los adultos a una pandilla, así como por hospitalización. "Si bien hubo una breve alza durante el período de tolerancia cero, debido al aumento de detenciones de adultos, la cifra ha regresado a su nivel anterior", añadió.

En el apogeo de esta política este verano, más de 2.400 niños fueron separados. La práctica provocó la indignación global de los políticos, humanitarios y grupos religiosos que la calificaron de cruel e insensible. Imágenes de niños llorando y padres angustiados y confundidos estaban en titulares de periódicos y en los noticieros de la televisión. No obstante, el juez dejó abierta la opción de contemplar más separaciones de casos individuales.

El abogado Lee Gelernt, de la Unión Americana para las Libertades Civiles (ACLU), señaló que espera que el juez ordene la notificación sobre nuevas separaciones, porque actualmente no se les está avisando y por lo tanto es imposible introducir demandas en su contra.

Desde el 21 de junio de 2018 Estados Unidos ha separado a 81 niños migrantes de sus padres en la frontera con México de acuerdo a datos del gobierno
Desde el 21 de junio de 2018 Estados Unidos ha separado a 81 niños migrantes de sus padres en la frontera con México de acuerdo a datos del gobierno

"Estamos muy preocupados de que el gobierno pueda separar a las familias basándose en vagas acusaciones de antecedentes penales", dijo Gelernt.

Eso podría incluir a los abuelos u otros familiares si no hubiera pruebas de la relación.

Otras separaciones se implementaron porque los hijos no eran menores de edad.

Pues de acuerdo con información presentada este jueves por el Departamento de Seguridad Nacional estadounidense (DHS por sus siglas en inglés), desde entonces 81 niños han sido separados de sus padres después de ser detenidos por la policía migratoria.

Waldman dijo que los datos muestran "de manera inequívoca que los contrabandistas, traficantes de personas y actores infames están intentando usar a cientos de niños para explotar nuestras leyes de inmigración con la esperanza de ingresar a Estados Unidos".

Miles de inmigrantes centroamericanos han llegado a la frontera de EE.UU. en las últimas semanas en caravanas. No había ningún sistema establecido para rastrear a los padres junto con sus hijos, en parte porque después de 72 horas los niños son entregados a una agencia diferente, el Departamento de Salud y Servicios Humanos, que tiene la tarea de cuidarlos.

More news: SpaceX Falcon 9 rocket lands in ocean after successful cargo launch

Otros informes por

Discuta este artículo

SIGUE NUESTRO PERIÓDICO