Organización de DDHH repudia "escalada represiva de Ortega" en Nicaragua

Evarado Alatorre
Diciembre 7, 2018

- El dueño de un canal de televisión crítico del Gobierno de Nicaragua fue objeto hoy de dos nuevas denuncias en su contra por "incitar al odio" y "promover el golpismo y terrorismo", en el marco de las protestas contra el presidente Daniel Ortega, informó el Ministerio Público.

"Radio Darío ha vuelto a ser víctima de un ataque por parte del régimen de Daniel Ortega, (...) se encuentra fuera del aire y todo el personal en casas de refugios o escondidos", indicó Toruño a periodistas. Los incidentes que involucran al periodista se dan en el contexto de la crisis sociopolítica que vive Nicaragua desde el estallido social de abril pasado, cuando diversos sectores sociales del país centroamericano iniciaron una serie de protestas contra Ortega, al que reclaman "justicia y democracia".

"Es un acto brutal de represión y de violación a la libertad de expresión", resaltó Toruño.

Paralelamente, un periodista deportivo crítico del Gobierno fue asaltado por cinco desconocidos al salir de su casa en Managua, quienes robaron su automóvil, documentos y teléfonos celulares, informó la Asociación de Periodistas de Nicaragua (APN).

Washington impuso el martes sanciones económicas a Rosario Murillo, vicepresidenta y primera dama de Nicaragua, por supuesta corrupción y abusos a los derechos humanos.

More news: Fiscalía de Miraflores abre investigación por presunta interceptación telefónica — Alan García

Joel Hernández, miembro de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y relator especial para personas privadas de la libertad, advirtió de su preocupación, a inicios de octubre de este año, por el inicio de lo que él denominó la cuarta etapa de represión en Nicaragua.

La crisis ha dejado de 325 a 545 muertos, más de 610 "presos políticos", cientos de desaparecidos, miles de heridos y decenas de miles exiliados, según organismos humanitarios.

La CIDH y la oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) han responsabilizado al Gobierno de "más de 300 muertos", ejecuciones extrajudiciales, torturas, obstrucción a la atención médica, detenciones arbitrarias, secuestros y violencia sexual, entre otras violaciones a los derechos humanos.

Las protestas de los trabajadores de ese entonces "no tienen nada que ver con los crímenes que ellos (manifestantes) cometieron en este intento de golpe", como Ortega califica a las protestas en su contra, que exigen su salida del poder.

Otros informes por

Discuta este artículo

SIGUE NUESTRO PERIÓDICO