Seat se une al 'sharing' de patinetes eléctricos

Galtero Lara
Noviembre 9, 2018

El boom de los patinetes eléctricos también ha atrapado a Seat.

El patinete eléctrico SEAT eXS se presentará en unos días en el Smart City Expo World Congress.

Como parte de su estrategia Easy Mobility, el objetivo de la marca es construir su portfolio de productos y servicios presentando al mercado nuevas soluciones en el marco de la movilidad urbana.

SEAT quiere convertirse en un proveedor global de servicios de movilidad que pasarán, entre otras cosas, por los coches compartidos, por servicios similares a los que hoy en día prestan en Madrid las compañías car2go, emov, Zity, y Wible. "En este sentido, nuestro propósito es que cualquier persona que viva en un entorno urbano conozca las opciones que ofrece SEAT para desplazarse en la ciudad de forma económica, sostenible, divertida y ágil", señaló el director de Marketing Producto de Seat, Lucas Casasnovas.

More news: Two new Google device codenames pop up in Google app teardown

Para lanzar este proyecto, la compañía ha contado como socio con Segway, una de las empresas líderes en movilidad eléctrica individual. Este patinete pesaría unos 12,5 kilogramos, alcanzaría los 25 km/h de velocidad máxima, y tendría una autonomía alrededor de los 25 kilómetros, aunque SEAT en su nota de prensa asegura que según las circunstancias su modelo podría llegar a los 45 kilómetros.

El precio de venta al público será de 599 euros, y habrá un pre-lanzamiento en noviembre, coincidiendo con el Black Friday, en el que los empleados de SEAT podrán adquirirlo con una promoción especial, que aún no se ha detallado. Estará disponible en España, Francia, Alemania, Austria, Suiza, y Portugal antes de final de año, y en el resto de Europa en 2019. A través de Xmoba, la nueva compañia del grupo, Seat estudiará el potencial de su patinete en los núcleos urbanos en los que sea implantada su flota. Además, Seat ya ha comenzado pruebas piloto en su empresa, incluido un programa de intercambio de eXS para que los empleados se desplacen por la fábrica de Martorell (Barcelona).

El fabricante de coches deberá hacer frente a una dura competencia en este negocio de los patinetes eléctricos compartido.

Otros informes por

Discuta este artículo

SIGUE NUESTRO PERIÓDICO