La policía de Melbourne investiga un apuñalamiento múltiple como un ataque terrorista

Evarado Alatorre
Noviembre 9, 2018

Una persona ha muerto y otras dos se encuentran hospitalizadas después de que un hombre las apuñalara en una concurrida calle del centro de la ciudad australiana de Melbourne, informaron fuentes policiales. El Estado Islámico ha asumido la autoría del ataque, según una agencia Amaq afín a los yihadistas.

David Clayton, portavoz de la Policía del estado de Victoria, cuya capital es Melbourne, confirmó en rueda de prensa que un agente disparó contra el supuesto atacante en el pecho y que éste se encuentra en estado grave en el hospital.

Tras bajarse del vehículo, el individuo se enfrentó a varios peatones y fuerzas de seguridad.

Los otros dos heridos tienen pronóstico reservado, aunque sus vidas no corren peligro.

More news: ¡Tremendo! Un estudio revela que un asteroide es una nave extraterrestre

"Había un hombre mayor delante de mí, literalmente a mis pies". El posible terrorista fue ingresado crítico en el hospital, pero los médicos no pudieron salvarle y murió a la media hora.

Los agentes han encontrado varios "cilindros de gas para barbacoa" dentro del vehículo 4x4 accidentado. Graham Ashton, jefe de la Policía Estatal de Victoria, ha sido el encargado de explicar que el atacante era "un viejo conocido" y que "estamos tratando esto como un incidente terrorista".

Imágenes difundidas en las redes sociales muestran el vehículo en llamas desplazándose lentamente hacia la vereda, así como las agresiones de un hombre alto vestido de pantalón blanco y túnica negra mientras la Policía intenta reprimirlo. Se sabe muy poco de él, salvo que llegó del país africano en la década de los noventa y que la policía mantenía vigilados a algunos de sus familiares por "actividades relacionadas con el terrorismo", aunque el individuo en concreto no estaba bajo vigilancia. Los Bomberos han apagado el incendio del vehículo y la brigada de artificieros ha cancelado la alerta por explosivos, según ha añadido el comisario jefe de la Policía Ashton.

El lugar del incidente ha sido acordonado por la unidad antiexplosivos para asegurar el área comercial de la calle Bourke, una de las más transitadas de Australia y que ha sido cerrada de forma indefinida.

Otros informes por

Discuta este artículo

SIGUE NUESTRO PERIÓDICO