Papa explica en la audiencia general el séptimo mandamiento, "No robarás"

Galtero Lara
Noviembre 8, 2018

El mundo no se hizo "en serie", "hay diferencias, condiciones diversas, culturas diversas, así se puede vivir proveyendo los unos a los otros", recordó hoy el papa Francisco en la audiencia general de los miércoles, dedicada al mandamiento "no robar".

Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días! ¡Pero el mundo es uno solo! "Pero el mundo es uno solo, la humanidad es una sola", advirtió el pontífice. Lo que falta es una iniciativa empresarial libre y con visión de futuro, que garantice una producción adecuada y un enfoque solidario que asegure una distribución equitativa.

"Todo bien sustraído a la lógica de la providencia de Dios es traicionado en su sentido más profundo". "Toda riqueza, para ser buena, debe tener una dimensión social", subrayó. "Efectivamente si no consigo donar algo es porque esa cosa me posee, tiene poder sobre mí y soy su esclavo". Lo que poseo realmente es lo que sé dar. "Esta es la medida para evaluar cómo yo logro tener las riquezas, si logro bien o mal".

En sentido positivo, - dijo en español - "no robarás" significa que el Señor nos llama a ser administradores responsables de su Providencia, a aprender a multiplicar con creatividad los bienes que poseemos para usarlos con generosidad en favor de nuestro prójimo, y de este modo crecer en la caridad y en la libertad. "Muchas veces escuchamos lo que el pueblo de Dios dice: el diablo entra por los bolsillos".

More news: Referéndum 2018: ONPE instalará 3151 mesas en el extranjero

"Primero llega el amor al dinero, el afán de poseer, luego la vanidad: 'Yo soy rico y presumo de la riqueza' y al final, llega el orgullo y la soberbia". Lo que nos hace ricos no son los bienes sino el amor. Este es el modo de actuar del diablo en nosotros. "Sin embargo, la puerta de entrada son los bolsillos".

En la catequesis en italiano Francisco concluyó iluminando con Jesús: cómo el Maestro, una vez más, nos devela el sentido pleno de las escrituras. "No robar quiere decir: ama con tus bienes, aprovecha tus medios para amar como puedas". Entonces tu vida se vuelve buena y el poseer se convierte verdaderamente en un don. Porque la vida no es tiempo para poseer, sino para amar”.+.

[1] Ver Enc. Laudato si ', 67: " Cada comunidad puede tomar de la bondad de la tierra lo que necesita para su supervivencia, pero también tiene el deber de protegerla y de garantizar la continuidad de su fertilidad para las generaciones futuras.

[2] Ce. San Pablo VI, Enc. "La solidaridad universal, que es un hecho y un beneficio para todos, es también un deber". "Que la Virgen María nos ampare e interceda por nosotros", concluyó.

Otros informes por

Discuta este artículo

SIGUE NUESTRO PERIÓDICO