ONU encuentra más de 200 fosas comunes con miles de cadáveres

Evarado Alatorre
Noviembre 8, 2018

Al menos 202 fosas comunes con restos de miles de cadáveres han sido halladas hasta el momento en zonas que estaban controladas entre 2014 y 2017 por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Irak, según ha informado la ONU.

Asimismo, fueron encontradas otras 37 fosas en Kirkuk y 36 en Saladino (norte), 24 en Al Anbar (oeste) y el resto en Babilonia Y Bagdad (centro).

Los hallazgos de las tumbas pueden ser empleados como pruebas de los crímenes de la milicia radical, según un comunicado conjunto de la misión de la ONU para Irak y la Oficina de Derechos Humanos del organismo.

"Podría haber muchas más", reconoce el informe, debido a que algunas zonas son inaccesibles por la cantidad de minas colocadas en ellas o por seguir bajo la amenaza de células yihadistas clandestinas.

El líder del EI, Abu Bakr al Baghdadi, proclamó el "califato" a finales de junio de 2014 enla ciudad de Mosul, la considerada para los extremistas como la "capital" del grupo en Irak, que fue liberada por las fuerzas iraquíes, con el apoyo de la coalición internacional liderada por EEUU, en julio de 2017, tras casi nueve meses de una cruenta ofensiva que dejó la urbe totalmente en ruinas.

Un miembro de las fuerzas iraquíes revisa una fosa común en Hamam al-Alil el 7 de noviembre de 2016, luego de que recobraron el área de los jihadistas del Estado Islámico durante la operación para retomar Mosul.

Según las Naciones Unidas cerca de 33.000 civiles fueron asesinados en una campaña sistemática y generalizada de violencia.

More news: DC Universe's Swamp Thing Will Be Played By Two Different Actors

Según los investigadores, en un sumidero en Khasfa, al sur de Mosul, podría haber miles de cuerpos.

Para ello serán fundamentales la "preservación, excavación y exhumación de las fosas comunes, así como la identificación de los restos de las víctimas y su entrega a las familias", se apunta en el documento.

Además, recordó Michelle Bachelet, alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, "aunque los crímenes horribles del EI ya no acaparan titulares, el trauma de las familias de las víctimas sigue existiendo y se desconoce la suerte que han corrido miles de mujeres, hombres y niños".

En 2003, cuando Saddam Hussein fue derrocado, ya había en Irak al menos un millón de desaparecidos.

Las familias tienen que dirigirse a cinco administraciones distintas, "un proceso que toma mucho tiempo y es frustrante".

"Determinar las circunstancias que rodean la pérdida significativa de vidas será un paso importante en el proceso de luto de las familias y su viaje para asegurar sus derechos a la verdad y la justicia", dijo.

Otros informes por

Discuta este artículo

SIGUE NUESTRO PERIÓDICO