Los riesgos para Trump con los demócratas controlando la Cámara de Representantes

Evarado Alatorre
Noviembre 8, 2018

El presidente Donald Trump celebró ayer las elecciones de medio mandato como "un gran día para los republicanos", por la ampliación de la mayoría oficialista en el Senado, y advirtió que paralizará el Gobierno si los demócratas, que recuperaron la Cámara de Representantes, buscan investigarlo.

Obviamente, y los resultados lo demuestran, los demócratas van a respirar más tranquilos y presentarán el avance en la Cámara como un triunfo, luego de estar controlados y sometidos por el poder de Trump y los republicanos en el Congreso.

Los demócratas sólo requerían 23, pero lograron ´´arrebatar´´ 24 posiciones en la Cámara de Representantes a los republicanos para hacerse con la mayoría y ´´meter presión´´ a la gestión de Donald Trump.

"Esas son algunas de las personas que decidieron por su propia razón no sumarse, ya sea por mí o por lo que defendemos", dijo Trump a los reporteros. Los republicanos habrían asegurado 199, por el momento.

Los demócratas han tenido que defender esta noche 26 de los 35 escaños del Senado que están en disputa. Mantuvieron escaños en el sur, la región centro-norte y el oeste, y se aseguraron al menos una porción de 50-50 en el Senado, suficiente para otorgarles el control a los republicanos debido a que el vicepresidente Mike Pence, como presidente del Senado, definiría cualquier empate. Los tres que quedan en liza (en Arizona, Florida y Montana) serían insuficientes para revertir el control.

More news: Dan nuevo vistazo a Aquaman con siete pósteres

"Es poco probable que se encuentre el financiamiento que necesitan", respondió Viedegaray, tras considerar que "una Cámara de Representantes con mayoría demócrata, muy difícilmente distraerá recursos de otros temas para el financiamiento de ese proyecto". Lo que dejó la elección de este martes es que cambiará la dinámica política en Estados Unidos.

Aunque los demócratas tienen una larga lista de prioridades legislativas, como el cuidado de salud o inversiones en la infraestructura, no está claro que éstas tengan cabida con los republicanos en el Senado, o que Trump quiera promulgarlas para darles victorias políticas.

Consideradas ampliamente como un referéndum a la presidencia de Trump, las elecciones del martes arrojaron un resultado dividido que reveló profundas tensiones entre el electorado estadounidense, un distanciamiento que podría aumentar fácilmente en dos años de reparto de poder. El primer gobernador abiertamente homosexual del país fue elegido en Colorado, Jared Polis; Alexandria Ocasio-Cortez, de Nueva York, se convirtió, con 29 años, en la mujer más joven elegida en la Cámara de Representantes; y la victoria de Rashida Tlaib en Michigan significó la llegada del primer musulmán al Capitolio.

Por otra parte, el senador republicano por Texas Ted Cruz, quien fue retado en los últimos meses por el demócrata Beto O'Rourke acaparando gran atención nacional, consiguió conservar su escaño aunque por un margen más ajustado de lo que históricamente suelen registrar los conservadores en el estado de la estrella solitaria. Sólo otros dos musulmanes -ambos hombres- han sido elegidos al Congreso de Estados Unidos: Keith Ellison y Andre Carson.

Otros informes por

Discuta este artículo

SIGUE NUESTRO PERIÓDICO