Sebastián Dávalos ahora se dedica al arte digital bajo un seudónimo

Esequiel Farfan
Octubre 18, 2018

Sebastián Dávalos reapareció públicamente en Argentina tras el caso Caval, en donde participó del IV Bienal de Arte Contemporáneo de Buenos Aires con una obra de su autoría, hecho que llamó la atención en nuestro país. Se trata de un "mixed media", en otras palabras: una foto intervenida.

La obra fue descrita a La Tercera como una forma de arte digital, que cruza la fotografía y la computación, por la curadora argentina María Elena Beneito, directora de la Bienal.

Si bien no era tan conocida la veta artística del hijo de la expresidenta, desde hace un tiempo que tiene conexiones artísticas e incluso posee una empresa dedicada a las exposiciones de arte y la compra y venta de objetos del rubro llamada Black Mirror SpA.

More news: Larry Nance Jr. extends his contract with the Cleveland Cavaliers

Lo de Buenos Aires no fue la primera experiencia de Sebastián Dávalos exponiendo su arte. Anteriormente lo hizo en Santiago y en París en la feria Art Shopping.

"El arte digital es complejo, pues requiere una combinación acertada de los colores. Así como la pintura necesita de un pincel o la escultura requiere de un cincel, en este caso hay que hacer un gran uso de los computadores", señala la especialista. En Chile también ha expuesto en lugares como la Galería Trece. En el Centro Cultural Borges, sin embargo, ocurrió algo fuera de los protocolos clásicos en este tipo de muestras: la obra de Diezzel Kunst fue a parar lejos del pabellón de los otros 46 chilenos.

"No me pareció la creación de alguien que se dedicara profesionalmente, pero sí de quien lo está intentando, buscando una técnica", dijo a la publicación nacional la artista Lourdes Naveillán frente a la obra de Dávalos.

Otros informes por

Discuta este artículo

SIGUE NUESTRO PERIÓDICO