Papa reorganiza el Sínodo de obispos y aumenta participación de fieles

Evarado Alatorre
Setiembre 22, 2018

Ciudad del Vaticano. El papa Francisco ha reorganizado con la Constitución apostólica "Episcopalis communio" presentada la metodología y composición del Sínodo, la asamblea que reúne a los obispos para diferentes temas, dando mayor participación de los fieles durante la preparación y en el debate.

El nuevo texto también introduce la posibilidad de que el documento final con las conclusiones que se aprueban en cada sínodo pueda ser considerado vinculante para el magisterio del Papa.

En la constitución apostólica, el Santo Padre asegura que "la comunión episcopal (Episcopalis communio), con Pedro y bajo Pedro, se manifiesta en modo peculiar en el Sínodo de los Obispos, que, instituido por Pablo VI el 15 de septiembre de 1965, constituye uno de los legados más preciosos del Concilio Vaticano II".

El documento del Papa Francisco será aplicado en la próxima Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos que se realizará en Roma del 3 al 28 de octubre de 2018, con el tema "Juventud, Fe y Discernimiento Vocacional".

Por ello, en el artículo 6 se establece que los obispos se tienen que ayudar de varios "organismos de participación" y "someter las cuestiones que serán afrontadas en la asamblea sinodal a los sacerdotes, a los diáconos y a los fieles laicos de sus Iglesias".

More news: NY inmate-artist freed after being cleared of 1991 slaying

De este Sínodo de los jóvenes participarán 21 representantes de las Iglesias Orientales Católicas, 46 obispos de América, 49 de Europa, 41 de África, 27 de Asia y 5 de Oceanía, junto con el Papa Francisco.

En el documento se le reserva al pontífice la posibilidad de convocar un sínodo por razones de naturaleza ecuménica y también de convocar una asamblea cuando lo requiera, antes se celebraban cada tres años, o se declaraban extraordinarios.

El papa argentino eliminó además la lista final de "las proposiciones de los padres sinodales", que se presentaban para redactar el documento final y en su lugar pidió la elaboración de un texto común que la asamblea tenía que votar punto por punto. Las nuevas normas dicen que el documento final de los obispos _de ser aprobado por el papa_ se convertirá en parte de su doctrina oficial o magisterium.

Siguen el ponente general, cardenal Sérgio da Rocha, arzobispo de Brasilia, presidente de la Conferencia Episcopal (Brasil), y los dos secretarios especiales: el padre jesuita Giacomo Costa, director de la revista Aggiornamenti Sociali, presidente de la Fundación Cultural San Fedele y vicepresidente de la Fundación Carlo Maria Martini, y el sacerdote salesiano Rossano Sala, profesor de Pastoral Juvenil en la Pontificia Universidad Salesiana y director de la revista Note di Pastorale Giovanile.

Otros informes por

Discuta este artículo

SIGUE NUESTRO PERIÓDICO