El Gobierno suspenderá el impuesto del 7 % a la generación eléctrica

Galtero Lara
Setiembre 21, 2018

Ribera, que ha comparecido este miércoles en comisión en el Congreso de los Diputados, ha aclarado que se trata de una suspensión de ese impuesto.

Dada la cotización actual del mercado mayorista eléctrico -que tiene un peso de entorno al 30% del recibo de luz regulado- y de los precios que anticipaban los mercados de futuros para los próximos meses, un consumidor medio tipo (con un consumo de 3.500 kilovatios hora al año y una potencia contratada de 4,4 kilovatios) iba afrontar este mes una factura de 71,4 euros, de 71,2 euros en octubre; 72,7 euros en noviembre; y 73,6 euros en diciembre, según los cálculos del consultor especializado Francisco Valverde.

Además, ha señalado que se mejorará la cobertura inmediata a los consumidores más vulnerables, introduciendo mejoras en el bono social eléctrico, que ha dicho que se complementará con un nuevo bono de la calefacción para que pueda asegurar ese servicio el próximo invierno a esos consumidores.

Estas propuestas del Gobierno llegan en un momento en que los precios de la electricidad se encuentran inmersos en una espiral alcista, acrecentada en agosto y lo que va de septiembre, que llevó ayer a marcar un nuevo máximo en el mercado mayorista (75,93 euros por MWh). Es un gran avance político que la ministra señale la deficiente regulación del mercado eléctrico como la causa principal de la subida imparable del precio de la electricidad en España y, por tanto, del coste para los ciudadanos del recibo de la luz.

More news: European Council president mocks Theresa May's Brexit plan on Instagram

Dentro de estas medidas para recuperar el "impacto positivo" que ejercen las energías renovables en el precio, Ribera planteó diferentes líneas de acción urgente para mandar señales adecuadas al mercado, entre las que figuran solventar las barreras existentes al despliegue de renovables o facilitar los contratos bilaterales, los conocidos como 'PPA', para desplazar parte de la electricidad contratada en el mercado mayorista a la contratación bilateral a largo plazo de energía de fuentes renovables. "Tenemos un largo recorrido en la potenciación de los contratos bilaterales", añadió al respecto.

"No podemos seguir improvisando y poniendo parches incompatibles con los objetivos de descarbonización a medio y largo plazo, generando expectativas que no se cumplen y que nos acaban pasando factura".

Asimismo, la ministra apuntó la necesidad de acometer estas medidas estructurales que aborden el funcionamiento del mercado, focalizadas en tres grandes áreas de intervención: el mercado mayorista, que cuenta con una brecha entre precios y costes de las distintas tecnologías que merman la competitividad de las empresas y el poder adquisitivo de las familias; el sistema fiscal, que requiere de mayor coherencia; y el almacenamiento. "Los cambios están en marcha, y aunque vamos tarde, tenemos la clara voluntad de impulsarlos", añadió al respecto. Y propone para reducir la volatilidad de los precios en el mercado eléctrico introducir más generación renovable autóctona, como la eólica, reduciendo la dependencia de los combustibles importados y del precio del CO2.

El plan de choque anunciado por el Gobierno servirá para que esas facturas de los próximos meses se rebajen algo menos de dos euros cada mes.

Otros informes por

Discuta este artículo

SIGUE NUESTRO PERIÓDICO