La NASA ultima el lanzamiento hacia el Sol

Federico Mansilla
Agosto 10, 2018

La NASA lanzará esta posta espacial el sábado por la mañana con el lanzamiento de la Parker Solar Probe, que en sus siete años de misión se convertirá en el primer vehículo en "visitar" una estrella y el que más se acercará en absoluto al sol.

Parker Solar Probe usará la gravedad de Venus durante siete sobrevuelos a lo largo de casi siete años, para acercar gradualmente su órbita al Sol. Volará a tan sólo 6,1 millones de kilómetros de la superficie solar, que es más de siete veces más cerca de lo que ha llegado nunca una nave. Parker Solar Probe viajará a través de la atmósfera del Sol -denominada corona-, enfrentándose a una radiación y un calor brutal, para ofrecer a la humanidad las observaciones más próximas conseguidas hasta ahora de una estrella.

La sonda, que pesa 700 kilos, orbitará alrededor del Sol en un recorrido elíptico y alcanzará una velocidad de unos 200 kilómetros por segundo. La combinación de mediciones in situ e imágenes aportará información crucial sobre la corona y el origen y la evolución del viento solar.

La NASA espera que la misión le ayude a conocer mejor el funcionamiento de las estrellas y a recopilar datos para mejorar las predicciones meteorológicas en la Tierra.

Los principales objetivos son analizar cómo la energía y el calor se mueven a través de ese aureola de plasma que es la corona solar, así como investigar qué acelera el viento solar y las partículas energéticas solares.

En la aproximación más cercana al Sol, la parte frontal del escudo solar de Parker Solar Probe soportará temperaturas cercanas a los 1 377 grados Celsius.

More news: Abuelo instaló 11 celulares en su bicicleta para buscar Pokémon

La nave incorpora cuatro conjuntos de instrumentos (FIELDS, WISPR, SWEAP e ISOIS) para estudiar los campos magnéticos, el plasma, las partículas energéticas y el viento solar.

La sonda forma parte del programa "Living With a Star" (viviendo con una estrella) de la NASA para explorar aspectos del sistema Sol-Tierra que afectan directamente a la vida en nuestro planeta.

Luego será el turno de la Agencia Espacial Europea (ESA), con la sonda Solar Orbiter, cuyo lanzamiento -inicialmente previsto para octubre- se postergó por un retraso técnico para febrero 2020, justo a tiempo para entrar en la ventana prevista de mínima actividad solar. Se trata de la primera sonda de la NASA que recibe el nombre de un científico vivo, el astrofísico Eugene Parker, de 91 años. "Es muy emocionante que finalmente podamos echar un vistazo".

Acercarse al sol mientras está "en letargo" permite seguir mejor cómo cambian las regiones activas, las manchas solares y la emisión de partículas a medida que se avanza hacia el máximo del nuevo ciclo solar, explicó Mauro Messerotti, del Observatorio de Trieste del Instituto Nacional de Astrofísica (INAF). Estoy seguro de que habrá algunas sorpresas.

Esta desafío en el sol entre las dos sondas está alimentado también por la contribución italiana.

Otros informes por

Discuta este artículo

SIGUE NUESTRO PERIÓDICO