Invitados internacionales a la posesión del nuevo presidente de Colombia

Evarado Alatorre
Agosto 9, 2018

En el marco de su participación en la Ceremonia de Transmisión de Mando en Bogotá, Colombia, el presidente Enrique Peña Nieto sostuvo un encuentro con el nuevo mandatario de ese país, Iván Duque, con quien acordó fortalecer la relación bilateral.

En medio del acto de posesión del presidente Iván Duque, el presidente del Congreso de la República, Ernesto Macías, le manifestó el compromiso que tendrá para acompañarlo a tramitar su gobierno.

Momentos después juró como vicepresidenta Marta Lucía Ramírez.

Un tono que contrastó con las referencias a la política interna ya que Duque invitó a lo largo de su discurso a la unión de todo el país: "No más divisiones de izquierda y derecha: somos Colombia".

Por eso recordó que en este gobierno gobernarán "sin anclas en prejuicios del pasado".

"No puede haber egoísmos en esta tarea, gobernar a Colombia requiere grandeza para mantener lo que funcione y corregir lo que hace necesario y construir nuevas iniciativas", agregó.

Sobre la paz y la convivencia, Duque afirmó que recibe "un país convulsionado" por el asesinato de más de 300 líderes sociales en los dos últimos años, el crecimiento de los cultivos ilícitos y el aumento de las bandas criminales que se lucran del narcotráfico, la extorsión y la minería ilegal.

Por su parte, el presidente de Argentina Mauricio Macri dijo que "Tenemos que estar más cerca del pueblo colombiano y cada vez encontrar más cosas en las cuales poder colaborar".

More news: PUBG dev launches 'Fix PUBG ' website to address longstanding bug complaints

"No se trata de unanimismos, no se trata de eludir las sanas discrepancias que son propias de la democracia (.) Seamos una nación grande, una nación solida y una nación segura", aseveró.

La dependencia que tendría Duque de Uribe generó preocupación entre los críticos, pero los analistas creen que los crecientes problemas legales del mentor podrían dar más libertad al nuevo presidente.

Duque, ahijado político del expresidente Álvaro Uribe (2002-10), llegó a la presidencia con la promesa de modificar el histórico acuerdo con las FARC que puso fin a un conflicto armado de medio siglo.

Dirigiéndose a los congresistas, anunció que sus primeros proyectos que serán radicados ante el Parlamento serán un paquete de leyes anticorrupción y una reforma para evitar que el narcotráfico y el secuestro sean considerados como actividades relacionadas con los delitos políticos. "Valoro muchísimo el apoyo que hemos recibido de Estados Unidos (.) en la derrota del crimen trasnacional", comentó.

El presidente de Colombia, Iván Duque fijó un plazo para definir la continuidad de los diálogos con la guerrilla del ELN.

"Queremos avanzar, pero para avanzar hay que dejar la impronta de que el pueblo colombiano no se va dejar intimidar por la violencia en ninguna forma", expresó.

El primer mensaje de Duque a los colombianos que lo eligieron para un periodo de cuatro años el 17 de junio, apuntó hacia la principal obra de gobierno de su antecesor, el nobel de Paz Juan Manuel Santos.

Otros informes por

Discuta este artículo

SIGUE NUESTRO PERIÓDICO