Condenan a pareja por vender a su hijo a pedófilos en Internet

Evarado Alatorre
Agosto 9, 2018

La Justicia alemana condenó a doce años y medio de prisión a una mujer y a doce años a su novio por abusar del hijo menor de ella y prostituirlo en al menos 60 ocasiones durante más de dos años, entre 2015 y 2017, a través de la Deepweb, una parte de la red que facilita el anonimato para realizar actividades ilícitas. La madre, de 48 años, y su compañero sentimental, de 39, que permanecerá detenido cautelarmente una vez cumplida la pena, habían confesado durante el juicio celebrado en la Audiencia Provincial de Friburgo (suroeste) haber abusado, violado y maltratado en repetidas ocasiones al menor, que ahora tiene 10 años. Los dos acusados figuraban, además, como responsables del abuso de una niña de tres años y deberán pagar a ambas víctimas 42.500 euros por daños y perjuicios. Un hombre español también fue condenado. Los hombres fueron procesados individualmente. Ante el tribunal, la pareja de la madre confesó que él era el "impulsor" de los delitos.

More news: More women heart patients survive with female doctor

Bienestar infantil, ha sido duramente criticada por no haber tomado acciones tempranas en contra del abuso desde antes y la revista alemana Der Spiegel reportó en su portal en Internet que Bienestar Social no contribuyó a la rápida captura de la pareja abusadora. Luego, las confesiones del padrastro, que ya había sido condenado por pederastia y posesión de material pornográfico con niños, llevaron al arresto de varios clientes de la pareja, entre ellos cuatro alemanes, un suizo y un español. El joven barcelonés se hacía llamar 'tío Luc' ante el niño, según la fiscalía, que había pedido doce años de cárcel por violaciones graves y extremadamente graves, abuso de menores, trata de personas para su explotación sexual, prostitución forzada en grado grave, así como posesión y difusión de pornografía infantil. Durante estas vejaciones, el menor fue humillado, insultado, atado, enmascarado y se abusó de él, ha detallado la representante del Ministerio Público. El hombre se hizo pasar por un pediatra italiano que vivía en Bélgica, dijo Novak. Filmó el abuso y vendió estas películas posteriormente a través de la "Darknet", agregó la fiscal.

Otros informes por

Discuta este artículo

SIGUE NUESTRO PERIÓDICO