Jueza prohíbe a Trump detener a niños indefinidamente

Evarado Alatorre
Julio 14, 2018

Los pequeños fueron separados de sus padres en cumplimiento de la política migratoria de "tolerancia cero" del presidente Donald Trump, que abogaba por el procesamiento y detención de las personas que crucen la frontera sin autorización. En la pancarta se lee "Paren de secuestrar y encarcelar a niños".

Una juez federal de Los Ángeles rechazó el lunes una solicitud de la administración Trump para permitir la detención a largo plazo de niños inmigrantes ilegales, en un revés para la orden ejecutiva del presidente Donald Trump para terminar con la separación de familias inmigrantes.

De allí el pedido del Departamento de Justicia a la jueza Dolly Gee para que revisara el acuerdo de Flores de 1997, una decisión judicial que impide a las autoridades retener a un menor indocumentado por más de 20 días.

Esto después de las protestas generalizadas contra su política de separar a los niños de los padres que ingresaron a Estados Unidos sin documentos. Un juez en un caso diferente en San Diego ordenó al Gobierno el mes pasado que reuniera a las familias que había separado.

El Gobierno afirmó en su presentación que el fallo de San Diego exigiría la detención de niños por períodos más largos, ya que esta sería la única forma de reunirlos con sus padres y mantener a los padres encarcelados durante sus procedimientos de inmigración.

Gee rechazó ese argumento.

More news: US first lady welcomed in Belgium with music and fashion

"Los demandados intentan aligerar el Acuerdo Flores y pedirle a este Tribunal que ponga fin al acuerdo de las partes por mandato judicial", escribió Gee en su dictamen.

Los gobiernos anteriores solían liberar a las familias aprehendidas en la frontera para que siguieran con sus solicitudes de inmigración mientras vivían libremente en Estados Unidos.

En un comunicado, el portavoz del Departamento de Justicia Devin O'Malley ha indicado que el Gobierno no está de acuerdo con el fallo, pero ha señalado que parece permitirle continuar con algunas prácticas.

"Los padres que cruzan la frontera no serán liberados y deben elegir entre permanecer en custodia familiar con sus hijos a la espera de un proceso de inmigración o solicitar la separación de sus hijos para que el niño pueda ser ubicado con un patrocinador", dijo el portavoz.

Gee dijo que los esfuerzos de la administración siguen a "más de 20 años de inacción del Congreso y acción ejecutiva poco meditada que han llevado al punto muerto actual".

Otros informes por

Discuta este artículo

SIGUE NUESTRO PERIÓDICO