Trump llega a Reino Unido en medio de protestas en su contra

Evarado Alatorre
Julio 13, 2018

"Cuando el presidente Trump llegue a suelo británico para su primera visita al Reino Unido, 'American Idiot' debe ser número uno en las emisoras. ¿Te apuntas?", así de sencillo lo explican en el grupo de Facebook los convocantes de este troleo al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, que pretenden darle una "sorpresa de bienvenida" al mandatario.

La visita de Trump ha generado una multitudinaria manifestación en Londres, por lo que todas las visitas del presidente se harán alejadas de las protestas.

Se trata del operativo policiaco más grande desde los disturbios ocurridos en Londres en 2011, el cuál tuvo un costo aproximado de entre ocho y 10 millones de libras (entre 10 y 13 millones de dólares), según medios ingleses. Trump ha aterrizado en la capital británica tras una cumbre de la OTAN en la que volvió a cargar contra los países europeos por no cumplir con sus obligaciones con la Alianza Atlántica.

El mandatario llegó al aeropuerto londinense de Stansted tras su visita en Bruselas, en compañía de su esposa Melania Trump.

May relató las numerosas oportunidades que, a su juicio, el "brexit" ofrece a las relaciones bilaterales entre Estados Unidos y el Reino Unido durante la cena de gala que compartió hoy con Trump y con un centenar de empresarios en el palacio de Blenheim, en el condado de Oxfordshire (Inglaterra).

Durante las protestas que se prevén este viernes por el arribo de Trump, destaca el caso del inflable de seis metros de altura volará en las inmediaciones del parlamento de Westminster con una efigie de Trump, quién es retratado como un bebé enojado de color naranja.

More news: OR faith-healing parents plead guilty in premature baby's death

Los organizadores de la marcha "Stop Trump" (Detengan a Trump) informaron que unas 50 mil personas participarán en las protestas.

Trump pasará la noche en Winfield House, donde los manifestantes planean reproducir grabaciones de niños migrantes recluidos en centros de detención estadounidenses.

Como punto destacado de la agenda política, May y Trump tratarán esos y otros temas en una reunión bilateral mañana en la residencia oficial campestre de la primera ministra en Chequers, a unos 65 kilómetros de Londres.

Por la tarde, la pareja presidencial se trasladará al Castillo de Windsor, a 35 kilómetros del centro de Londres, donde simultáneamente se realizarán las protestas.

El viernes, se espera que los manifestantes se reúnan cerca de Checkers, la residencia de campo del primer ministro, donde May y Trump celebrarán un almuerzo de trabajo.

Otros informes por

Discuta este artículo

SIGUE NUESTRO PERIÓDICO