Descubren en Egipto misterioso sarcófago sellado hace 2000 años

Evarado Alatorre
Julio 13, 2018

Arqueólogos encontraron en los alrededores de la ciudad de Alejandría, al norte de Egipto, un enorme cofre negro de más de 2 mil años de antigüedad del que no tenían noción que existiera.

Debido al riquísimo patrimonio artístico y cultural que alberga el subsuelo de buena parte del país de los faraones, en muchas ocasiones es obligatorio que, antes de construir cualquier tipo de estructura en ciudades como Alejandría, se lleve a cabo, de forma previa, un estudio rutinario del suelo sobre el que la misma se va a levantar por arqueólogos dependientes del Ministerio de Antigüedades egipcio.

"El sarcófago de granito negro es uno de los más grandes encontrados por sus 265 centímetros de largo, 185 centímetros de alto y 165 centímetros de ancho", dijo Mostafa Waziri, director del Supremo Consejo de Antigüedades de Egipto. Además, la capa de mortero visible entre la tapa y el cuerpo principal del ataúd indica que no ha sido abierto desde que fue sellado, lo que ha llamado de forma especial la atención de los arqueólogos.

"Esperamos que la tumba pertenezca a uno de los altos dignatarios del período", dijo Ayman Ashmawy, director del Departamento de Antigüedades Egipcias.

More news: Murieron siete rinocerontes en peligro de extinción mientras eran trasladados

Los investigadores creen que el sarcófago "pertenece al período Ptolemaico temprano, que arrancó en el 323 antes de nuestra era con la muerte del mismo Alejandro Magno", agrega La Vanguardia. El busto es seguramente de un noble de la ciudad.

Mientras que la mayoría de los sarcófagos se encuentran ya abiertos y los saqueadores arrasan con los huesos de las momias y los objetos valiosos, este en concreto parece que no ha sido abierto todavía, según informa Live Science.

Sobre lo que se hará de ahora en más, hay dos posibilidades, la primera dice que será abierto en el mismo lugar porque un traslado podría deteriorarlo y comprometer sus secretos, y la otra señala que será sacado con un minucioso trabajo de ingeniería para no causarle daños y será trasladado a un sitio arqueológico donde será abierto. Pesa 30 toneladas y está enterrado a cinco metros de profundidad.

Otros informes por

Discuta este artículo

SIGUE NUESTRO PERIÓDICO