Israel se prepara para poner su bandera en la Luna

Federico Mansilla
Julio 12, 2018

La nave espacial aún sin nombre, con forma de cápsula y que peso unas 585 kilogramos al momento del lanzamiento, aterrizará en la Luna el 13 de febrero de 2019 si todo va según lo previsto, dijeron los organizadores de SpaceIL en un encuentro con la prensa. "Entonces, colocaremos la bandera israelí en la Luna", concluyó sonriente. "Durante el aterrizaje, la nave fotografiará el área de aterrizaje con fotogramas y video e incluso se grabará solo".

Si la misión se completa satisfactoriamente, Israel sería el cuarto país en lograr esta hazaña desde 1966, sumándose a la Unión Soviética, Estados Unidos y China.

La misión durará solamente dos días en territorio lunar, es decir la nave una vez que haya llegado trabajará durante 48 horas continuas para después apagarse y quedarse de forma infinita en el mismo lugar en donde aterrizó, esperando pacientemente a que en un futuro alguna misión tripulada, la recoja o simplemente la reconozcan y recuerden como un proyecto israelí.

Esta será la primera nave espacial privada y la más pequeña que ha sido enviada a la Luna.

El proyecto israelí comenzó hace ocho años y SpaceIL ha invertido unos 88,5 millones de dólares (75,2 millones de euros) en su desarrollo.

More news: Leaving Google’s nest: Loon and Wing graduate from Alphabet’s X idea factory

La nave espacial SpaceIL también tiene una misión científica: descifrar los misterios magnéticos de las rocas lunares. Tiene 2 metros (6,6 pies) de diámetro y aproximadamente medio metro (1,65 pies) de alto.

"Este es un proyecto tremendo", dijo Khan.

"Esta es la historia nacional", dijo el director del IAI, Yossi Weiss. "Cuando el cohete se lance al espacio, todos recordaremos dónde estábamos cuando Israel aterrizó en la luna". A través de su viaje elíptico, la nave espacial israelí cubrirá unos 9 millones de kilómetros, dijeron los gerentes del proyecto. "Ir a la Luna fue una misión muy costosa administrada por el gobierno".

Una ilustración de cómo se vería la nave de Israel en la Luna.

Esta iniciativa privada podría costar unos 95 millones de dólares, que están financiados en gran medida por el multimillonario israelí Morris Kahn. Pero Google canceló este año la competencia de 20 millones de dólares, cuando quedó claro que ninguno de los cinco concursantes terminaría el proyecto para la fecha límite de marzo.

Otros informes por

Discuta este artículo

SIGUE NUESTRO PERIÓDICO