Donald Trump impone nuevo arancel a productos de China — Guerra comercial

Galtero Lara
Julio 12, 2018

El Gobierno estadounidense ordenó la imposición de nuevos aranceles del 10% a productos importados de China por valor de 200.000 millones de dólares, según informó la Oficina del Representante de Comercio.

Las dos mayores economías del mundo se encuentran trabadas en una áspera controversia que amenaza desequilibrar el comercio internacional, y Washington dejó claro que no está dispuesto a ser el primero en dar un paso atrás.

A partir de ese momento, el presidente Donald Trump estará en condiciones de ordenar la aplicación de los aranceles. La respuesta de China fue de 50 mil millones.

Según Lighthizer, las medidas de represalias chinas se adoptaron "sin base legal o justificativa". "No hay justificación para tales acciones (...) [el nuevo arancel es] una respuesta apropiada para frenar las dañinas políticas industriales" del gobierno de Xi Jinping, agrega la carta que anuncia oficialmente el nuevo arancel.

China criticó el miércoles la amenaza de Estados Unidos de subir los aranceles a una nueva tanda de importaciones, incluyendo manzanas, barritas de pescado y puertas francesas, calificándola de escalada "totalmente inaceptable" en su batalla comercial, y prometió proteger sus "intereses fundamentales".

La semana pasada China ya presentó una demanda a la OMC debido a la implementación de elevados aranceles contra mercancías chinas.

More news: Un fotógrafo, víctima colateral de la celebración de Croacia

Tanto Washington como Bruselas denuncian las provisiones de la ley china que obligan a empresas europeas en el país asiático a ceder la propiedad o los derechos de uso de su tecnología a entidades chinas, perdiendo la posibilidad de negociar los términos de estas transferencias.

Sin embargo, al gigante asiático le sería imposible devolver un golpe de similar intensidad, porque sus importaciones no alcanzan los 200 mil millones de dólares.

"Durante más de un año, la Administración Trump ha instado pacientemente a China a que abandone sus prácticas desleales, abra su mercado y participe de una verdadera competencia de mercado", dijo en su comunicado la USTR.

"Este es un presiente poco ortodoxo y su política es accidentada, y la estrategia de EE.UU. con China afecta a países como México, sin embargo se ha tratado de preservar el tratado de libre comercio".

El Wall Street Journal, que citó a funcionarios chinos que no identificó, dijo que Pekín estaba considerando medidas que incluyen suspender licencias de compañías estadounidenses, demorar la aprobación de fusiones de empresas estadounidenses e intensificar inspecciones fronterizas de productos.

Soja, sorgo, autos, cabezas de cerdo, pistachos o whisky son algunos de los productos estadounidenses a los que China puso en la mira.

Otros informes por

Discuta este artículo

SIGUE NUESTRO PERIÓDICO