Lula reitera desde la prisión que será candidato por la "soberanía popular"

Evarado Alatorre
Julio 11, 2018

En el texto, leído por el constituyente Fernando Soto Rojas, la plenaria condenó la actuación de las autoridades de Brasil que desobedecieron la orden emitida el pasado 8 de julio por el juez Rogério Favreto del Tribunal Federal Regional (TRF-4) de Porto Alegre, quien pidió la liberación del líder suramericano, lo cual viola "el debido proceso, los derechos humanos y las garantías del pueblo brasileño".

Por otro lado, este martes la presidenta del Tribunal Superior de Justicia (STJ), Laurita Vaz, rechazó un nuevo pedido de libertad presentado por la defensa de Lula.

Lula, que presidió Brasil de 2003 a 2010, es "sin duda, la figura política más relevante y popular del país" y todas "las encuestas de opinión lo siguen señalando como el más probable vencedor, con una ventaja considerable sobre todos sus eventuales competidores, señalan".

Para el organismo radicado en Caracas, la negativa de liberar al expresidente brasileño constituye una prueba de que en Brasil se ejecuta "el secuestro judicial como forma de hacer política".

La decisión de Favreto fue cuestionada por el juez Sérgio Moro, responsable por el caso en la primera instancia, y luego anulada por el magistrado JoÆo Gebran Neto, instructor de la causa en el TRF-4.

Entonces, hizo su aparición el juez Gebran Neto, quien es el encargado de fiscalizar la situación de Lula en el caso que lo condenó.

More news: Fuerzas políticas firman pacto contra los asesinatos de líderes sociales

A las 16:12 horas, por tercera vez en el día, Favreto ordenó la libertad de Lula, pero esta vez en el plazo máximo de una hora.

Expertos consideraron que la dura contienda judicial de ayer podría incrementar la presión sobre el Supremo Tribunal Federal para que libere a Lula.

El drama reflejó lo polémico que ha sido en Brasil el encarcelamiento de Lula, quien comenzó a cumplir en abril su sentencia por una condena por corrupción.

Acusado de haber recibido un departamento frente a la playa para favorecer a una empresa de construcción para la obtención de un contrato público, Lula lo niega con vehemencia y afirma ser víctima de un plan para evitar que se postule para un tercer mandato. Ante este conflicto, la decisión final la tomó el juez Carlos Eduardo Thompson Flores, presidente del tribunal, quien en la noche decidió mantener al exmandatario en la cárcel. Otra fecha a la que habrá que prestar atención es el 15 de agosto, cuando cierran las listas oficiales de los candidatos a la Presidencia de la República.

A tres meses de celebrarse las elecciones presidenciales brasileñas, y pese a su condición de detenido en la prisión de la Policía Federal de Curitiba, por presuntos actos de corrupción que no han sido probados, Lula -a través de un mensaje en su cuenta en Twitter- fijó posición en relación a su posible candidatura para ser reelecto como jefe de Estado.

Otros informes por

Discuta este artículo

SIGUE NUESTRO PERIÓDICO