La Justicia de EEUU falló contra la estatización de YPF

Evarado Alatorre
Julio 11, 2018

Lo cierto es que esta venta dio una pista sobre la valuación que tiene el caso para el fondo, unos u$s 400 millones en lugar de los u$s 3.000 millones que se reclaman en los tribunales de Estados Unidos.

La Corte del Distrito Sur de Nueva York resolvió hoy que la demanda de un fondo buitre contra la Argentina por la nacionalización de la petrolera YPF se continúe tramitando en ese país y no en los tribunales locales como pretendía el Gobierno.

La millonaria demanda fue impulsada por el fondo Burford Capital, que se quedó con las acciones que estaban en poder del Grupo Petersen, de la familia Eskenazi. Se trata de una demanda por unos u$s 3.000 millones de dólares por Burford Capital, que compró los derechos para litigar por las compañías del Grupo Petersen. Así se desprendería del estatuto de YPF de 1993, presentado ante la comisión de valores estadounidense.

Hace menos de un mes el diario Ámbito Financiero anticipó que Burford vendió 15% del juicio con YPF por unos u$s 66 millones.

La intención del Gobierno argentino era que el litigio fuera trasladado a los tribunales locales, con el objetivo de reducir la posibilidad de que haya una sentencia definitiva contraria para la Argentina. Los inversores compraron dos empresas residuales que pertenecían a los Eskenazi, Petersen Energía Inversora y Petersen Energía, que se constituyeron hace una década, cuando los empresarios nacionales ingresaron a YPF, entonces controlada por Repsol, de la mano de Néstor Kirchner.

More news: Belgium and France face off in mouth-watering semi-final

Como parte de la estrategia, la Procuración del Tesoro -que representa al Estado nacional- podría plantear un procedimiento conocido como 'Discovery process', por el cual instaría a la Justicia norteamericana a investigar al fondo buitre y determinar cómo fue el proceso de privatización de la compañía previo a la nacionalización.

El argumento por el cual se realizó la denuncia fue por considerar que al momento de estatizar los Yacimientos no se respetaron las leyes de oferta pública que rigen en los Estados Unidos.

El Grupo Petersen, que durante el kirchnerismo llegó a manejar el 25% de YPF, siempre enfatizó que no tenía nada que ver con los buitres.

La jueza de primera instancia, Loretta Preska, había fallado en contra de cambiar la jurisdicción a la Argentina y elevó la causa a la Corte.

Otros informes por

Discuta este artículo

SIGUE NUESTRO PERIÓDICO