Descubrieron la causa de las emisiones que destruyen la capa de ozono

Galtero Lara
Julio 11, 2018

En los últimos meses, científicos de todo el mundo habían estado extremadamente intrigados por un misterioso incremento en las emisiones de gases contaminantes que han hecho es dañar de forma drástica la capa de ozono que protege a la Tierra.

La Agencia de Investigación Ambiental (EIA) basada en Reino Unido, encontró que un compuesto químico que se usa en la producción de esos aislantes - y que fue prohibido en 2010- se está usando extensamente en China: los CFC-11 o clorofluorocarbonos-11.

Además, existe un potencial significativo para el comercio internacional ilegal de CFC-11 que contiene polioles preformulados para la fabricación de espumas en otros países.

Y el informe de la EIA encontró que la fuente de éstas es la industria de la construcción de hogares en China.

El agujero de ozono se redujo en más de 4 millones de kilómetros cuadrados desde el año 2000.

Aunque sospechaban que alguien estaba usando los compuestos en algún lugar del este de Asia, los expertos no conocían la fuente y temían que lo estuvieran empleando en secreto para enriquecer uranio para armas nucleares.

More news: Is this DJI's next Mavic drone?

Por otra parte, hay que tener en cuenta que China produce un tercio de la espuma de poliuterano que se utiliza como aislante y esto puede retrasar hasta en una década el cierre de la capa de ozono, según señalan los investigadores. Pero ¿por qué? La respuesta es clara: es más barato y de mejor calidad que cualquiera de las alternativas que pueda haber en el mercado.

Sin embargo, aunque los resultados de la EIA parecen plausibles, los expertos afirman que es difícil afirmar que son definitivos.

Aislantes de espuma de poliuretano para uso doméstico.

Aunque la propia EIA aclaró que los datos podrían cambiar, el hallazgo es importante porque demuestra que se utiliza una enorme cantidad de químicos ilegales; lo que afectaría la recuperación que había empezado en la capa de ozono. Por eso, la utilización de la sustancia dañina en ese país significa un retroceso de al menos diez años en el objetivo de cerrar el agujero de la capa. Por esta razón, la EIA insta al Gobierno de China y a las Partes en el Protocolo de Montreal "a que reconozcan la magnitud de este delito ambiental y tomen medidas inmediatas para investigar más a fondo, implementar reformas legislativas y garantizar una aplicación eficaz impulsada por la inteligencia". Sin embargo, este tipo de multas parecen el último recurso ya que no se ha sancionado a ningún país firmante desde que está en vigor.

Esta semana se reunirán en Austria los delegados del Protocolo e intentarán poner en práctica un plan para abordar el problema.

Otros informes por

Discuta este artículo

SIGUE NUESTRO PERIÓDICO