Los primeros migrantes rescatados del Aquarius comienzan a desembarcar

Evarado Alatorre
Junio 20, 2018

El Ministerio francés del Interior ha ordenado el despliegue en Valencia de una misión de su Oficina para la Protección de Refugiados (OFPRA) para identificar a demandantes de asilo que hayan viajado en la flotilla del barco Aquarius y organizar así su acogida en Francia.

El asesoramiento se realizó en grupos de diez personas para "agilizar el proceso y que estas personas no sufrieran más" ha informado Sanchis. Al firmar la petición no pueden ser expulsados ni derivados a un centro de internamiento de extranjeros (CIE).

Tras ocho días de travesía, la gran mayoría de ellos bajo un intenso temporal marítimo que provocaba olas de hasta cuatro metros de altura, ya han comenzado a desembarcar en el puerto de Valencia los 630 inmigrantes rescatados por el Aquarius.

Más de 2,300 profesionales de varias especialidades los esperaban en el puerto de esta ciudad mediterránea, donde recibieron atención sanitaria inmediata después de desembarcar. Según BBC, entre las 629 personas, están 123 menores de edad no acompañados, 11 menores de edad y 7 mujeres embarazadas, procedentes de Ghana, Nigeria y Sudán.

El ministro de Fomento estará este domingo a las 12 horas en el Puesto de Mando Avanzado instalado en el puerto de Valencia, desde donde se coordina el operativo de recepción de los 630 migrantes del buque Aquarius, y los otros dos barcos de la Marina italiana -Dattilo y Orione- que trasladan a los migrantes rescatados en aguas del Mediterráneo.

More news: Telstra to cut 8000 employees, contractors by 2022

Una gran pancarta con el lema "Bienvenidos a vuestra (su) casa", recibió a los inmigrantes y refugiados en la base de operaciones del puerto de Valencia, el destino "seguro" que el Gobierno español, en manos del socialista Pedro Sánchez, ofreció a estas personas después de que Italia y Malta se negaron a abrirle sus puertas.

Las autoridades italianas permitieron, sin embargo, que dos barcos de su Marina trasladaran a España a parte de los migrantes indocumentados junto al 'Aquarius', de la ONG francesa SOS Méditerranée.

El gobierno español les ofrece un permiso de estancia de 45 días en su territorio, tras determinar que se trata de una entrada extraordinaria por razones humanitarias, dijo a la prensa un responsable de la Comisaría de Extranjería de la Policía española.

Después tendrían que regularizar su situación, bien pidiendo asilo o la residencia, según lo establecido en la ley española de extranjería.

Otros informes por

Discuta este artículo

SIGUE NUESTRO PERIÓDICO