Honduras, El Salvador, México y Canadá condenan separación de familias

Evarado Alatorre
Junio 20, 2018

Trump se siente en la obligación moral de enmendar algo que viene ocurriendo en los Estados Unidos desde hace décadas.

Para el fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions esta política impide que "se ignore la ley y se le dé la vía libre a la gente con familia" pues, como tuitéo el presidente Trump, Estados Unidos se "rehúsa a ser un campamento de migrantes" o un "centro para recibir refugiados".

El presidente de EE.UU., Donald Trump, culpó a una supuesta "ley" de los demócratas de estas separaciones y argumentó que necesitaban el apoyo de la oposición para acabar con esta situación. "Ella cree que tenemos que ser un país que siga todas las leyes, pero también un país que gobierne con corazón", dijo.

¿Qué están haciendo Trump y los legisladores?

"Los niños están siendo usados básicamente como moneda de cambio ante el Congreso para obtener lo que la administración quiere", dijo el gobernador del estado, Andrew Cuomo, a la prensa.

"La política migratoria del 'trumpismo' está teniendo costos políticos sin precedentes".

More news: "Stranger Things": mejor programa de TV

"En pocas palabras, la separación deliberada de niños y sus padres que buscan asilo legal en Estados Unidos está mal", dice la carta de los fiscales, y agrega que la práctica es "contraria a los valores estadounidenses". "No durante mi presidencia".

La canciller en funciones de El Salvador, Liduvina Magarín, dijo ayer que, de los casi 2.000 menores de edad separados de sus familias en la frontera sur de Estados Unidos, unos 50 son salvadoreños. "Hay formas efectivas de garantizar el orden y el control soberano de las fronteras sin someter a las familias al trauma psicológico de la separación entre padres e hijos", ha declarado, por su parte, el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi. Es consecuencia de la decisión en abril de la Fiscalía de presentar cargos penales a cualquier adulto que entre ilegalmente a EE UU.

Las actuales zonas de detención han atraído gran atención después de que periodistas accedieran el domingo a uno de esos lugares. "Acabo de reunirme con agentes en el Centro de Procesamiento de la Patrulla Fronteriza en McAllen, Texas, que me contaron que 1.147 niños fueron separados de sus padres en sus instalaciones", escribió en Twitter el congresista demócrata David Cicilline. Botellas de agua, bolsas de botanas y mantas térmicas estaban dispersas en el interior. "Si construimos el muro, si aprobamos una legislación para acabar con la ilegalidad, no nos enfrentaremos a estas opciones terribles", aseguró Sessions en un discurso en Nueva Orleans.

Entre marzo y mayo de este año, más de 50 mil personas han sido arrestadas mensualmente por ingresar clandestinamente al país mediante la frontera con México. Además, varios países y organismos internacionales han condenado la política que separa a los niños migrantes de sus padres.

Las Naciones Unidas, algunos legisladores demócratas y republicanos y grupos religiosos criticaron profundamente esta política, calificándola como inhumana.

Otros informes por

Discuta este artículo

SIGUE NUESTRO PERIÓDICO