Enviados del Papa van a Chile a pedir perdón "en su nombre"

Evarado Alatorre
Junio 13, 2018

La noticia se conoce en la víspera de que el arzobispo de Malta, Charles Scicluna, y el sacerdote de la Congregación de la Doctrina de la Fe, Jordi Bertomeu, viajen a Chile para efectuar una nueva investigación sobre estos casos.

Agregó que también viene a prestar "una ayuda técnica jurídica concreta para las curias diocesanas de Chile para que puedan dar respuestas adecuadas a cada caso de abuso sexual de menores cometidos por clérigos o religiosos".

Ahora, el máximo pontífice de la Iglesia católica aceptó la renuncia de estos tres obispos.

Se destaca que la noticia fue celebrada por una de las víctimas y también por uno de los principales activistas en contra del encubrimiento en la iglesia católica chilena: Juan Carlos Cruz.

El pasado mayo, el papa Francisco mandó llamar a 34 obispos chilenos al Vaticano, que presentaron su renuncia en bloque de sus cargos tras reconocer que habían cometido 'graves errores y omisiones'.

Comentó que la visita de los enviados de Francisco a Chile constituye "un paso importante en este proceso largo, que ha comenzado el Papa mismo".

Bergoglio cayó en cuenta de la realidad durante su visita apostólica de enero pasado a Chile, donde incluso llegó a defender públicamente al obispo Barros argumentando que no había "evidencias" en su contra y que todo era, más bien, producto de "calumnias".

More news: Se cae señal de Netflix a nivel mundial

Además de Barros, el papa aceptó ayer la renuncia de dos obispos de 75 años, en teoría en edad de jubilación.

El diputado socialista Fidel Espinoza valoró la decisión del papa Francisco, de aceptar las renuncias de los obispos Juan Barros, Cristián Caro y Gonzalo Duarte de las diócesis de Osorno, Puerto Montt y Valparaíso, respectivamente.

Varios miembros de la jerarquía de la Iglesia católica chilena están acusados de haber ignorado o encubierto los abusos de Karadima en las décadas de 1980 y 1990.

"Hemos venido a pedir perdón en su nombre", dijo Bertomeu en unas breves declaraciones a medios locales en el aeropuerto de la capital chilena.

Los obispos chilenos fueron acusados por el mismo pontífice, en un documento confidencial de 10 páginas filtrado a la prensa chilena a mediados de mayo, de ser colectivamente responsables de "graves defectos" en el manejo de los casos de abusos y de la consiguiente pérdida de credibilidad de la Iglesia católica.

Según notificó este lunes la santa sede, el papa Francisco nombró a monseñor Jorge Enrique Conchua Cayuqueo como administrador apostólico de Osorno. Hasta la fecha, 14 sacerdotes de Rancagua han sido suspendidos y el obispo dimitió como jefe de la comisión luego de admitir que actuó con lentitud ante las acusaciones de que un menor fue abusado. Se van tres obispos corruptos y seguirán más' publicó en Twitter Juan Carlos Cruz, una de las víctimas del párroco Fernando Karadima, que hace algunas semanas fue recibido por el papa en el Vaticano junto a otros dos abusados por el sacerdote, suspendido en 2011 a perpetuidad por la Justicia canónica.

Otros informes por

Discuta este artículo

SIGUE NUESTRO PERIÓDICO