Cómo logró desafiar la gravedad — Michael Jackson

Esequiel Farfan
May 26, 2018

Michael Jackson se consagró como uno de los mejores cantantes pop de todo el mundo.

Uno de sus pasos más comunes y espectaculares consistía en inclinar su cuerpo hacia adelante, a casi 45°, sin caerse.

Los especialistas llegaron al a conclusión de que el secreto de Jackson estaba en sus zapatos (diseñados especialmente para eso) y en la inmensa fuerza de su tronco.

Si bien se conoce que el cantautor usaba zapatos especiales con un clavo para realizar el paso, un grupo de especialistas del Instituto de Posgrado de Educación e Investigación Médica de Chandigah en India encontró que el movimiento además se lograba gracias a su movimiento muscular.

"Varios fans de Michael Jackson, incluidos los autores del estudio, han tratado de copiar este movimiento y fracasaron, lastimándose en sus intentos", explican los autores de la investigación, al mismo tiempo que advierten la práctica de este movimiento, ya que ocasionar serias lesiones en los tobillos. "Se necesita un buen núcleo de fuerza, que Michael Jackson atesoraba en su tendón de aquiles y en los músculos de la columna", apuntó en su estudio Manjul Tripathi, otro de los autores.

"Esto permite una inclinación hacia adelante muy limitada, incluso para alguien con las poderosas habilidades atléticas de Jackson", dice Triphati.

More news: Detona crisis en Canal 13: inició despidos de más de 300 trabajadores

El cantante, junto con su equipo, inventó un zapato especial que lo anclaría al piso durante la inclinación y el cual fue patentado el 26 de octubre de 1993.

El tacón del calzado tenía un hueco en forma de "V", que se enganchaban a unos tornillos fijados en el suelo del escenario. En su trabajo documentan cómo el cantante logró la inclinación antigravedad teniendo en cuenta el talento y la fuerza central, así como su inventiva y el uso de una ayuda patentada.

Antes, Jackson dependía de cables y un arnés en su cintura para crear esta ilusión óptica.

Se cree que él y dos colegas de Hollywood se inspiraron en las botas de los astronautas estadounidenses que pueden engancharse a una superficie fija cuando se encuentran en condiciones de gravedad cero para diseñar el calzado.

"Las posibilidades de lastimarte los tobillos son significativas. No es un truco simple", señala Tripathi.

Otros informes por

Discuta este artículo

SIGUE NUESTRO PERIÓDICO