Una enzima que disuelve plástico podría ser clave para reducir la contaminación

Galtero Lara
Abril 17, 2018

En la imagen de archivo, contenedores en un laboratorio de una fábrica de enzimas en Beijing.

Científicos diseñaron una enzima que puede degradar algunos de los plásticos contaminantes más comunes, lo que ofrece una potencial solución a uno de los mayores problemas ambientales del mundo.

El descubrimiento podría dar como resultado una solución de reciclaje para millones de toneladas de botellas de plástico, hechas de tereftalato de polietileno o PET, que actualmente persiste durante cientos de años en el medioambiente.

La enzima mutante también puede degradar furandicarboxilato polietileno (PEF), un sustituto biológico para el PET que es elogiado como reemplazo de botellas de cerveza de vidrio.

Durante las pruebas con la enzima original, los investigadores realizaron cambios biológicos que modificaron la enzima y su habilidad para digerir plásticos según lo dicho por los investigadores de la Universidad de Portsmouth de Gran Bretaña.

El equipo, cuyo hallazgo fue publicado el lunes en la revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences, ahora está trabajando en mejorar aún más la enzima para ver si pueden hacerla capaz de descomponer el PET a escala industrial.

Diseñan una enzima que destruye el plástico y podría reducir la contaminación
Crean molécula con la capacidad de “comerse” el plástico

Los científicos se encontraban trabajando sobre una enzima llamada "Petase" para descubrir su estructura y fue accidentalmente, que diseñaron una bacteria que era incluso mucho mejor en descomponer el plástico que "Pet".

Investigadores de la Universidad de Portsmouth de Reino Unido y el Laboratorio Nacional de Energía Renovable del Departamento de Energía de EEUU hicieron el descubrimiento mientras examinaban la estructura de una enzima natural que se cree que evolucionó en un centro de reciclaje de residuos en Japón.

El PET fue patentado en los años cuarenta, por lo que no hace tantos años que existe en la naturaleza, de ahí que el grupo de expertos quisiera esclarecer cómo había evolucionado esa enzima y si había alguna forma de mejorarla.

"La casualidad a menudo juega un papel importante en la investigación científica fundamental y nuestro descubrimiento aquí no es una excepción."

Aunque la mejora "es modesta" este descubrimiento sugiere que hay margen para mejorar aún más esas enzima, llegando más cerca a una solución de reciclado para la montaña cada vez más grande de desechos plásticos.

More news: USA department store chain Bon-Ton heads to liquidation

Otros informes por

Discuta este artículo

SIGUE NUESTRO PERIÓDICO