Tesla detiene temporalmente producción del Model 3

Galtero Lara
Abril 17, 2018

El año pasado, Tesla perdió 2.240 millones de dólares, un 189,7 % más que en 2016.

El fabricante de automóviles eléctricos estadounidense Tesla ha suspendido la producción de su vehículo Model 3 por segunda vez, a pesar de que recientemente su fundador, Elon Musk, aseguraba "sentirse bastante optimista" sobre el estado de la compañía, informa Fortune. "Sí, la excesiva automatización en Tesla fue un error". Para ser preciso, mi error. "Los humanos están infravalorados", escribió Musk.

"Estoy definitivamente bajo estrés así que si parece que no está bajo presión voy a ser claro: estoy definitivamente bajo estrés", explicó Musk.

Las malas noticias empiezan a superar las buenas en todos los frentes y Musk podría verse forzado a "vender" la compañía.

Esta semana, la prestigiosa revista "The Economist" publicó un reportaje crítico sobre la salud financiera de Tesla.

Se trata de la segunda ocasión desde febrero en que Tesla frena temporalmente su línea de producción del Modelo 3 en su planta de Fremont, California.

More news: Israel disparó 9 misiles contra base aérea siria

Musk recurrió a Twitter para contrarrestar el artículo, que provocó una caída del valor de las acciones de la compañía.

"'The Economist' solía ser aburrida pero inteligente con un sarcasmo malvado. Tesla será rentable y con flujo de caja positivo en el tercer y cuarto trimestre así que obviamente no necesitamos conseguir financiamiento", explicó.

El ejecutivo reconoció por primera vez que se depende demasiado de la automatización en la línea de montaje del Model 3, una afirmación sorprendente del líder de Tesla, quien previamente se ha mofado de la destreza manufacturera de sus competidores y se ha jactado de que podrá crear un "acorazado alienígena" dentro de su fábrica de Fremont en 2018.

La suspensión de la producción se produce pocas semanas después de que Tesla anunciase que había superado los problemas de producción del Model 3 al afirmar en un comunicado a principios de abril que el ritmo de montaje se ha cuadruplicado con respecto al del último trimestre de 2017.

Por si todo esto no fuera suficiente, Tesla también está siendo cuidadosamente vigilada por su sistema de conducción autónoma Autopilot instalado en sus vehículos, lo que generó cruces con las autoridades estadounidenses.

El accidente del 23 de marzo se produjo cuando un Tesla Model X operaba con Autopilot y se estrelló contra una barrera de cemento situada para dividir la salida de una autopista.

Otros informes por

Discuta este artículo

SIGUE NUESTRO PERIÓDICO