Exiliado ruso aparece muerto en Londres en circunstancia inexplicables

Evarado Alatorre
Marcha 14, 2018

El exiliado ruso Nikolai Glushkov, amigo del fallecido oligarca Boris Berezovsky, fue hallado este lunes por la noche muerto en su domicilio de Londres, según informaron medios británicos.

Glushkov, de 68 años, trabajó en la década de los noventa para Aeroflot y LogoVAZ, la compañía automovilística de Berezovski. Tras la caída en desgracia del oligarca, que escapó a Reino Unido, Glushkov fue condenado por fraude y blanqueo de capitales y pasó cinco años entre rejas, hasta 2004.

Berezovski desapareció de la vida pública y en marzo de 2013 se localizó su cadáver en la vivienda de su exmujer en Berkshire.

More news: Golf's Modernized Rules Released

En declaraciones a The Guardian, Glushkov dijo que era extremadamente escéptico de que Berezovsky, que fue encontrado ahorcado en un baño, muriera por causas naturales.

Señaló que un gran número de exiliados rusos, incluido Berezovsky, y el amigo cercano de Berezovsky, Alexander Litvinenko, habían muerto en circunstancias misteriosas. El Kremlin exigió a Reino Unido extraditarlo pero el gobierno británico se negó.

De momento no es clara la muerte "inexplicada", según confirmó la Policía Metropolitana de Londres en un comunicado.

Otros informes por

Discuta este artículo

SIGUE NUESTRO PERIÓDICO