Por primera vez mujer transgénero produjo leche para alimentar su bebé

Maricruz Casares
Febrero 15, 2018

"Se requerirá una investigación futura para determinar el régimen de tratamiento óptimo para la lactancia inducida en mujeres transgénero", señalaron. Tres meses después la cantidad aumentó a ocho onzas al día.

El caso se dio a conocer en la revista Transgender Health, y los responsables de lograrlo son Tamar Reisman y Zil Goldstein, una enfermera practicante y un gerente de programa respectivamente, del Centro para Medicina y Cirugía Transgénero Monte Sinaí, en Nueva York. Tras un tratamiento experimental de tres meses y medio pudo producir 227 gramos de leche al día.

La mujer llevaba seis años sometida a una terapia hormonal feminizante, cuyo objetivo era suprimir o minimizar los caracteres sexuales secundarios originales e inducir los del sexo buscado.

Su pareja no tenía ningún interés en amamantar, explicó en su momento, por lo que le interesaba cumplir ese rol.

A ello debía sumar el uso de un aspirador de leche, tres veces por cinco minutos en cada pecho diariamente. Los médicos decidieron entonces duplicar su dosis de domperidona e incrementar su dosis de progesterona -hormona sexual que segrega el ovario femenino y la placenta, y que tiene la función de preparar el útero para la recepción del huevo fecundado- (hasta un total de 400 miligramos), y de estradiol -hormona esteroide sexual femenina-, todo manteniendo el uso de sacaleches.

More news: Worst-case scenario Brexit deal could cost Irish economy €18bn, report finds

De acuerdo New Scientist, hay una hormona llamada prolactina que es la que estimula la producción de leche materna en mujeres que acaban de dar a luz.

Hay evidencia anecdótica de que este medicamento puede aumentar la producción de leche, aunque la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos ha advertido previamente que no debe ser utilizado para este propósito.

Después de 3 meses y medio, las dosis de domperidona, progesterona micronizada y estradio fueron incrementadas y disminuidas en proporción a la extracción de leche.

El informe publicado en línea apunta a que el recién nacido fue amamantado de forma exclusiva por la paciente durante sus primeras seis semanas de vida y posteriormente su alimentación se complementó con fórmula. Transcurrido ese periodo, el pediatra confirmó que el pequeño estaba creciendo y desarrollándose de manera normal y saludable.

Otros informes por

Discuta este artículo

SIGUE NUESTRO PERIÓDICO