Carne: el 2017 cerró con mayor consumo, faena y exportaciones

Evarado Alatorre
Enero 13, 2018

La Cámara de Industria y Comercio de Carnes y derivados de Argentina (CICCRA) emitió su informe mensual del mes de diciembre, donde se muestra cómo cerró el año 2017 para la industria frigorífica y para la ganadería vacuna en general.

La faena de hembras representó 44,2% del total y fue la que más aportó a la recuperación de la actividad sectorial en relación a un año atrás. Ello obedece a que, en parte, la recuperación de la faena tuvo un mayor destino en la exportación: del 92,7% que representaba el consumo interno en la faena total en 2015, al 2017 ese valor quedó en 90,4%.

En el último trimestre de 2017, la faena promedió 1.100.000 cabezas, el número más elevado desde 2009, resumiendo la tendencia positiva observada en la curva de este indicador desde los últimos meses de 2016.

Eso es consecuencia de una mayor contribución de hembras jóvenes (terneras y vaquillonas), explicó el Consorcio de Exportaciones de Carne Argentina ABC.

"Según nuestras estimaciones, al mercado doméstico se entregaron 161,6 mil toneladas res con hueso más que en 2016, es decir 79,3% del aumento del volumen ofertado por la industria", señaló Ciccra.

More news: Postponed Boston Bruins game vs. Florida Panthers rescheduled to April 8

El consumo per capita de carnes bovinas estimado para el año recientemente concluido fue de 58 kilos, unos 2 kilos por encima del correspondiente a 2016 (mejora del 3,5%). "En términos anuales registró una mejora de 5,6%", consignó el trabajo. El precio de la hacienda y el valor de la carne vacuna en el mostrador aumentaron a menor ritmo que el nivel general de precios durante 2017 (15,7% y 14,9% vs. 26,5%).

En lo que respecta a los precios, durante diciembre, y por tercer mes consecutivo, el valor de la hacienda en pie disminuyó con respecto al mes anterior.

Cuando se toma como punto de referencia a diciembre de 2001 (final de la Convertibilidad).

Mientras tanto, el nivel general de precios al consumidor (índice de inflación) registró una suba de 702,9 por ciento en igual período. Esto significó un 7% más que el volumen sacrificado en todo 2016, a pesar de que el nivel continúa estando lejos del promedio de la década del 2000.

Otros informes por

Discuta este artículo

SIGUE NUESTRO PERIÓDICO