Catherine Deneuve firmó una carta que acusa al movimiento MeToo de puritanismo

Maricruz Casares
Enero 10, 2018

Más de 100 mujeres, entre ellas la actriz francesa Catherine Deneuve, la escritora Catherine Millet y la artista alemana Ingrid Caven, firmaron el martes una carta en Le Monde para "defender" la "libertad de importunar" de los hombres y oponerse a la "campaña de delaciones" surgida tras el escándalo Harvey Weinstein (productor acusado de cientos de acosos y violaciones).

Critican que dicho movimiento practique "justicia sumaria" contra hombres "cuyo único error fue haber tocado una rodilla, tratado de robar un beso o hablar de cosas íntimas en una cena profesional". "Pero cortejar de forma insistente o torpe no es un delito, ni la galantería una agresión machista", escriben en el diario Le Monde un centenar de intérpretes, escritoras, investigadoras y periodistas.

En la tribuna publicada en el medio francés, estas artistas han celebrado la "conciencia legítima de la violencia sexual" a su juicio "necesaria" que ha resultado del caso Weinstein, "particularmente en el lugar de trabajo, donde algunos hombres abusan de su poder".

El colectivo además considera que "esta liberación de la palabra se vuelve hoy en lo contrario: nos conminan a hablar como es debido, a hacer callar lo que enoja, y quienes se niegan a plegarse ante semejantes directrices, son vistas como traidoras, ¡cómplices!".

"Como mujeres, no nos reconocemos en este feminismo, que más allá de denunciar el abuso de poder adquiere un odio hacia los hombres y hacia la sexualidad", recoge la carta.

More news: Detecta PGR virus informático norcoreano

Estas artistas han señalado que la campaña #MeToo ha conducido a una campaña de acusaciones públicas de individuos que, "sin haber tenido la posibilidad ni de responder ni de defenderse, se les ha situado al mismo nivel que los delincuentes sexuales".

Sin embargo, defienden lo que definen como "la libertad de importunar a alguien" al considerarlo algo imprescindible "para la libertad sexual".

En marzo del año pasado, Deneuve, de 74 años, levantó una polémica al defender en televisión a Roman Polanski, acusado de haber violado a una menor hace más de 40 años en Estados Unidos, al asegurar que el cineasta seguramente no sabía que la joven tenía 13 años. "Siempre he pensado que la palabra violación era excesiva" dijo en aquella oportunidad.

"Es la característica del puritanismo tomar prestado, en nombre de un llamado bien general, los argumentos de la protección de las mujeres y su emancipación para vincularlas mejor a un estado de víctimas eternas, pobres pequeñas cosas bajo la influencia de demoníacos falócratas, como en los buenos tiempos de la brujería", continua la tribuna.

La actriz Catherine Deneuve y un grupo de mujeres intelectuales de Francia firmaron un texto común en el que salieron a contrastar con la movida #MeToo impuesta en Hollywood contra los abusos y el acoso sexual en la industria.

Otros informes por

Discuta este artículo

SIGUE NUESTRO PERIÓDICO