Un medicamento fabricado en Chipiona es retirado del mercado

0
Canal: 

EUROPA PRESS
Chipiona 19 de Octubre 2016
La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, ha ordenado la prohibición y retirada del mercado del complemento alimenticio VitalplantSport por contener dos sustancias derivadas del sildenafilo, principio activo del fármaco para la disfunción eréctil Viagra (Pfizer), y no declararlos en su etiquetado.

La comercialización de este producto se atribuye a la empresa Antonio Pérez Guardia, con sede en Chipiona, y fue detectada a través de la Consejería de Sanidad de la Xunta de Galicia en el marco de las actuaciones de la Operación 'PANGEA IX'.

Pese a no haber sido notificada su puesta en el mercado a las autoridades competentes, incumpliendo lo previsto en la normativa vigente para este tipo de productos, los análisis llevados a cabo por el Laboratorio Oficial de Control de la AEMPS identificaron la presencia de las sustancias activas tiosildenafilo y homosildenafilo, derivados del sildenafilo.

La inclusión de derivados de inhibidores de la PDE-5 como estos supone un riesgo para la salud pública por el conocimiento limitado de sus actividades farmacológicas, sus características farmacocinéticas y por el desconocimiento de sus perfiles de seguridad, según alerta la AEMPS.

Además, este organismo de Sanidad reconoce que el producto se presenta como estimulante sexual, ocultando al consumidor su verdadera composición y dando información engañosa sobre su supuesto origen natural y su seguridad.

"Precisamente, los individuos con patología cardiovascular podrían recurrir a productos de este tipo, pretendidamente naturales, a base de plantas, como alternativa teóricamente segura a los medicamentos de prescripción autorizados que estarían contraindicados. Por lo tanto, esta adulteración conlleva a exponer al sujeto que los consume a un riesgo significativo para su salud", ha destacado en una nota informativa.

La AEMPS recuerda que los inhibidores de PDE-5 están contraindicados en pacientes con infarto agudo de miocardio, angina inestable, angina de esfuerzo, insuficiencia cardiaca, arritmias incontroladas o hipertensión arterial no controlada, entre otras patologías.