EL NOMBRE DE REGLA (3ª Parte) A RÉGOA, REGOLA, REGATO, Por juan Luis Naval Molero Cronista Oficial de la Villa de Chipiona.

0
Canal: 

Chipiona 18 Diciembre 2016
EL NOMBRE DE REGLA (3ª Parte)
A RÉGOA, REGOLA, REGATO:
Una vez confirmado de que este lugar ya recibía el nombre de Regla antes de la aparición de la imagen de la Virgen, veamos por qué motivo le fue impuesto este nombre y que significados existen sobre la etimología de esta palabra y si existe este nombre en algún otro lugar.
En 1999, escribí al Cronista de la villa de Monforte de Lemos (Pontevedra) D. Felipe Aira Pardo una carta interesándome por una imagen de la Virgen de Regla que se cita en el libro “Regla de Santa María”, escrito por el franciscano Félix Arenas del Buey. En esta carta le preguntaba por la citada imagen y su historia.
Este señor, a vueltas de correo, me contesta que no, que allí no existe imagen alguna de la Virgen de Regla, que existe una Iglesia Parroquial que tiene por título Santa María de A Régoa, y poco más me contesta.
Pasaron unos meses y volví a escribirle insistiendo en el tema, a la vez le envié un ejemplar de este libro para que viese que no era algo que yo me había inventado y que por favor que me informara algo más sobre el tema.
Al cabo de un tiempo me contesta y se reafirmaba de que allí no existía ninguna imagen con el nombre de Regla, pero sin embargo me vuelve a insistir en que existía una Iglesia que estaba junto a un arroyo a la que se le denominaba Santa María de A Regoa.
Pero a continuación me explicó lo siguiente:
Que en Galicia y Asturias, a los arroyos o riachuelos pequeños se les solía llamar Regato, Régola ó “A Régoa” y que la etimología de la palabra lo había llevado a convertirse en Regola, y de Regola pasó a Regla, y que este era el motivo por el que se llamaba así dicha iglesia. Busqué por Internet y encontré que además de la Iglesia de Monforte de Lemos que se llama Santa María de Regoa, en Asturias existen topónimos como Regla de Navia, Regla de Perandones, Regla de Cibea, Regla de Naviego, Casona de Regla, etc. Todos ellos situados cerca o en las inmediaciones de algún arroyo.
A la misma vez me aconsejaba de que me cerciorase si en Chipiona y en las proximidades del Santuario de Regla existía o había existido antes algún arroyo del que pudiese haber tomado el nombre la zona que estuviese próxima a éste.
Inmediatamente comencé a buscar entre mis datos, a preguntar a personas mayores, a mirar y remirar planos y fotografías antiguas donde poder encontrar alguna pista y encontré lo siguiente:
Que efectivamente en las proximidades del Santuario existió un arroyo que desaguaba aproximadamente en el lugar donde actualmente, todavía en invierno, existe un salidero de aguas pluviales donde comenzaban los bloques de hormigón que todos hemos conocido de la Playa de Regla.
Este arroyo daba salida a las aguas que se acumulaban en los terrenos que hoy componen la barriada “Tras de Regla” donde está el bar "El Gato" (Detrás de lo que era la antigua “Pensión San Francisco”, hoy "Edificio Exágono"), y que tantas veces se anegaba antes, durante los años 50-60, debido a estar taponada su salida durante muchos años hasta que se canalizó y soterró en los años 70-80 proporcionándole su actual salida al mar.
La madre de este arroyo se puede comprobar en algunas fotografías antiguas de las procesiones de la Virgen de Regla, cuando paseaba por la Playa de Regla. Al terminar su recorrido subía por la rampa existente entonces entre la Explanada del Humilladero y el Paseo Costa de la Luz.
Si observamos un poco en estas fotos podemos ver perfectamente que antes de ser una rampa de cemento, se nota lo que es la barranca de dicho arroyo, después pasó a ser la bajada de cemento que se cerró a mediados de los años 50, tal vez el 56 0 57, quedando cerrada hasta que por motivos de las continuas riadas que se producían en la zona llamada “Tras de Regla”, se canalizó hasta hoy día y que cuando llueve podemos ver como los operarios de la playa lo abren casi todo el invierno para el desagüe de las lluvias.
D. Miguel Espinosa Pau, chipionero que se ocupó entre los años 30 y 40 del pasado siglo de escribir sobre nuestro pueblo, en uno de sus libros titulado “Cæpionis Turris”, al describir nuestra costa menciona la existencia de este arroyo.
La existencia del arroyo cercano al Santuario parece que por estos documentos queda demostrada.
REGOLA
A la misma vez que investigaba sobre el mencionado arroyo, comencé a pensar en la palabra regola. En Chipiona, y creo que también es así en otros lugares, se le llama o denomina cuando un albañil, o electricista, realiza un surco en una pared o en el suelo para canalizar, bien la red de agua, o del circuito de electricidad se le suele llamar o decir, abrir una regola, ó abrir una roza, es decir hacer un camino por donde introducir las tuberías para conducir el agua o la corriente eléctrica. Lo que resulta tener gran similitud con esta regola que se dice en Galicia y Asturias para denominar a un arroyo por donde circula el agua de lluvia.
El uso de palabras o topónimos de origen gallego en nuestro pueblo, al principio de ser conquistada a los árabes no es únicamente en el caso de Regla, lo es también en otros casos como los nombres que recibieron en un principio los corrales de pesca, parece ser y es lógico que así fuese, que los gallegos que llegaron juntos con los castellanos en la repoblación de Chipiona debieron tener un protagonismo especial en este arte de pesca y en nuestra costa, ya que nombres tales como el desaparecido corral de “Pelaio”, la “Longuera” o “Longueira”, el corral de “Mariño” o como se llamaba antes uno de los corrales de “Montijo”, el corral del “Gallego”, así nos lo hace suponer por sus raíces netamente gallegas.
Hasta aquí cuanto he podido recopilar, escribir y estudiar sobre el origen del nombre de Nuestra Virgen de Regla.
Para finalizar decir que Nuestra Señora la Virgen de Regla ha estado y está, ha formado y forma parte de nuestra cultura, de nuestras vidas y de nuestra historia.
Para ningún chipionero ni visitante asiduo a nuestro pueblo, la imagen de la Virgen de Regla pasa desapercibida, unos por unos motivos de fe, otros por motivos históricos, otros por curiosidad, otros por diferentes causas se sienten atraídos por esta imagen.
Podemos ver como a lo largo de los siglos la Virgen de Regla estuvo siempre presente en todas la vicisitudes y sucesos de nuestro pueblo y de nuestro país, se apelaba a ella en todos los acontecimientos, en las sequías, en las epidemias, en las guerras, etc., etc.
La Virgen de Regla es para el chipionero y para cuantos nos visitan una guía y esperanza que nos ha sido trasmitida de generación en generación y perdurado hasta nuestros días. Sepamos continuarla.
Juan Luis Naval Molero Cronista Oficial de la Villa de Chipiona.
Para ver anteriores publicaciones:

http://chipionacronista.blogspot.com.es/